publicidad

¿Cómo abrigar a los bebés correctamente?
Embarazo y Bebé

¿Cómo abrigar a los bebés correctamente?

Abrigar a los bebés exageradamente durante el invierno podría causarles fiebre y complicaciones

  • SUSANA CARRASCO
  • 15/11/2019
  • 13:37 hrs.

Muchos papás se preocupan por abrigar a los bebés demasiado, les ponen capas y capas de ropa y los envuelven en cobijas al primer soplo de viento pero, ¿es correcto? Conoce cuál es la forma correcta de abrigar a un bebé, especialmente cuando es recién nacido.

La temperatura de los bebés es distinta a la de un adulto, por lo que es importante saber cómo protegerlos del frío para prevenir enfermedades respiratorias.

Cómo abrigar a los bebés

Los papás tienen la costumbre de abrigar a los bebés como si estuvieran a punto de entrar a un congelador, pero realmente no hace falta abrigarlos de forma exagerada.

En general, los bebés recién nacidos tienen muy poca grasa en su cuerpo y por ello, su sistema de termorregulación no funciona igual que el nuestro. Además, los bebés de pocos meses no caminan aun, lo que impide que generen calor tal como lo hacemos nosotros.

Sin embargo, aunque esto nos haga pensar que los bebés necesitan taparse con todas las cobijas del mundo, no debemos exagerar porque corremos el riesgo de abrigarlos demasiado y causarles fiebre.

De acuerdo a Rady Children´s del Hospital de San Diego, el exceso de ropa en bebés, especialmente en los recién nacidos, puede causarles fiebre, sobre todo si se encuentran en un ambiente caluroso.

Esto ocurre porque los bebés no son capaces de regular su temperatura corporal.

TAMBIÉN LEE: 3 claves para evitar la muerte de cuna en bebés

Entonces, ¿cómo abrigar a los bebés correctamente? Lo ideal es que lleven sola una capa más de ropa que nosotros.

Si hace mucho frío, basta ponerles una chamarra como lo haríamos nosotros y si es necesario, un gorrito o bufanda.

Como los bebés no caminan es posible que pasen un poco más de frío que nosotros sin embargo, toma en cuenta que en la mayoría de los casos, el bebé va protegido en su carriola o dentro del coche, por lo que no hace falta taparlos de forma exagerada.

En caso de que lo lleves cargando en brazos y haga mucho frío, sí procura abrigarle las partes distales del cuerpo, como las manos, pies, orejas y nariz.

Si vemos que comienza a salir el sol y empezamos a sentir calor, las cobijas y chamarras pueden sobrar, bastará ponerles un suetercito ligero.

En todo caso, es ideal que toques la frente o el cuello de tu bebé para comprobar que no esté demasiado caliente o incluso sudado. Si ese es el caso, intenta refrescar a tu pequeño y cámbiale la ropa húmeda, pues dejársela así podría enfermarlo.

Recuerda que los mejores indicadores de una correcta temperatura en bebés son la frente y el cuello, no te dejes llevar por la temperatura de sus manitas o pies, pues es posible que los tengan un poco fríos aunque no tengan frío realmente.

Si notas que tu bebé no se calienta o por el contrario, notas que tiene fiebre y no se le quita, acude con el médico pediatra lo  más pronto posible para descartar cualquier problema de salud.

Ya lo sabes, no hace falta que envuelvas a tu bebé con demasiadas cobijas, solo lleva una en caso de que haga mucho frío y toca constantemente la frente del pequeño para corroborar que su temperatura es correcta.

SIGUE LEYENDO: ¿De qué material debería ser la ropa para bebés?

(Con información de Bebés y más)



publicidad

publicidad

publicidad