publicidad

Claves para tener un vientre plano tras el parto
Embarazo y Bebé

Claves para tener un vientre plano tras el parto

Toma tiempo pero si sigues algunas pautas para recuperar tu figura, podrás obtener un vientre plano tras el parto

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 20/09/2019
  • 14:44 hrs.

Una de las preocupaciones principales de las mujeres que se convierten en madres es si pueden volver a tener un vientre plano tras el parto, ya que el abdomen se vuelve flácido y más grande de lo normal como consecuencia del agrandamiento del útero.

El ejercicio es la principal vía para recuperar la figura después de dar a luz, pero existen algunas pautas y recomendaciones que se deben tomar en cuenta para que sea efectivo.

Vientre plano tras el parto

Sí es posible lograr un vientre plano tras el parto y para obtenerlo, debes comenzar a hacer ejercicio. Si ya lo hacías antes, retoma tus rutinas, pero sino, también puedes comenzar en esta etapa.

Al respecto, Francisco Sánchez Diego, director del Centro Femenino Vivafit en Santander, España señala que hay algunas pautas que debes tomar en cuenta para que el ejercicio sea efectivo después del parto:

1. El momento adecuado

El tiempo que debes esperar para hacer más ejercicio después del parto depende de tus propias características, pero la recomendación general es esperar entre cuatro y seis semanas antes de someter al cuerpo a actividad física.

Recuerda que una vez que el bebé sale de tu cuerpo, te quedas con un desorden fisiológico importante y tu cuerpo necesita tiempo para volver a la normalidad.

2. Empieza poco a poco

Como dijimos, el tiempo exacto va a variar dependiendo de si se trató de un parto natural o cesárea, pero en cualquiera de los dos casos, es importante que empieces poco a poco.

Puedes hacer rutinas con muy baja intensidad al principio, en especial aquellas dirigidas a fortalecer el suelo pélvico a los pocos días de haber dado a luz.

Lo principal es comenzar a hacer ejercicios de forma gradual, optando al principio por los de bajo impacto, como la natación.

3. No te excedas

Para lograr un vientre plano tras el parto no es necesario que te mates haciendo miles de abdominales, de hecho, eso resulta contraproducente.

Tienes que pasar por un proceso adecuado de recuperación y no someter a tu cuerpo a una carga física demasiado alta, incluso si ya eras activa antes de embarazarte.

Así que en lugar de poner demasiado estrés en tu cuerpo con abdominales, opta por ejercicios hipopresivos, como la plancha, ya que son más efectivos que los abdominales tradicionales para aplanar el vientre.

Lo mejor es combinar este tipo de ejercicios con caminatas tranquilas y pilates.

>>TAMBIÉN LEE: ¿Debo comer por dos en el embarazo? 

4. Incluye a tu bebé

Si tienes problemas para encontrar tiempo de ejercicio, incluye a tu bebé en la rutina. Lleva a tu bebé a dar un paseo diario o realiza un poco de yoga junto a él.

5. Alimenta primero al bebé

Durante la lactancia procura alimentar a tu bebé justo antes de hacer ejercicio para evitar las molestias causadas por la congestión mamaria. Es importante que uses un sostén que te sujete bien y que no te lastime.

Lactancia y alimentación

La lactancia también puede ayudarte a perder peso y lograr un vientre plano tras el parto, pero lactar no hará todo el trabajo, es necesario que sigas las recomendaciones de ejercicio y claro, también de alimentación.

En ese sentido, si haces ejercicio y además das pecho, deberás compensar lo que el cuerpo requiere para el esfuerzo físico y lo que el bebé necesita para su alimentación.

Consulta con un experto en nutrición cuál es el mejor plan de alimentación para ti, aunque de inicio, es importante que evites carbohidratos simples como pan, refrescos y productos con mucha azúcar.

De acuerdo a Mayo Clinic, en esta etapa debe haber un aumento en el consumo de frutas, verduras y granos enteros. También debe haber consumo de proteínas magras y un control en el tamaño de las porciones. No olvides tomar mucha agua natural para evitar retener líquidos.

Otro punto importante es que debes ser muy paciente, le tomó a tu cuerpo 9 meses tomar la forma que tiene ahora, así que le tomará un tiempo volver a su forma normal o incluso mejor.

Hay quienes creen que su cuerpo nunca volverá a ser el mismo pero es mentira, si podría, aunque no es fácil, especialmente cuando la mujer tiene otras responsabilidades en su vida como el cuidado del bebé y el empleo.

La clave está en ejercitarse y sobre todo, en planear el embarazo para mantenerse activa antes, durante y después del mismo. Eso será lo que marcará las pautas de recuperación.

>>SIGUE LEYENDO: Medicamento causa síndrome del hombre lobo en bebés 

(Con información de BBC)

publicidad

publicidad

publicidad