publicidad

Beneficios de los cursos de verano virtuales durante la pandemia
Ser padres

Beneficios de los cursos de verano virtuales durante la pandemia

Foto en portada: pixabay

Los cursos de verano presenciales también tuvieron que modificarse debido al covid-19

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 23/06/2020
  • 19:04 hrs.

La pandemia de covid-19 provocó que la Secretaría de Educación Pública adelantara el fin del ciclo escolar de preescolares, primarias y secundarias al 5 de junio, por lo que los cursos de verano que implicaban la presencia de los pequeños también tuvieron que ser cambiados a una nueva versión: cursos de verano en linea.

En palabras de la especialista en educación y desarrollo infantil, Patricia de la Fuente, "decidimos continuar con todos los contenidos de manera virtual desde el inicio del confinamiento. Por primera vez en 34 años, el curso de verano será digital. Con esto buscamos fomentar su imaginación, creatividad y actividad física".

Puedes leer: Covid-19: menores de 60 años con obesidad podrían tener riesgo severo

¿Qué beneficios tienen los cursos de verano en linea?

1) Se puede estimular la imaginación de los pequeños y de los organizadores: En el caso del curso de verano que organiza Patricia de la Fuente, ellos decidieron hacer un viaje virtual por el mundo con la finalidad de que los niños y niñas conozcan las tradiciones de ese sitio y los días restantes de la semana realicen actividades como dibujos, cantos o lecturas sobre el área visitada.

2) No salen de casa: Los pequeños y las pequeñas no tienen que salir de casa para realizar actividades y pueden ver a sus monitores por medio de la videollamada.

3) En el caso de que les toque hacer ejercicio, los niños y las niñas pueden estar supervisados/as por sus papás y de esta manera sentirse más seguros y seguras de que no les va a pasar nada.

También te puede interesar: Covid-19 en niños: lo que los pediatras deben saber (y tú también)

4) No suben de peso: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) detallan que las personas que tienen obesidad severa, definida como un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más, se encuentran en mayor riesgo de complicaciones por covid-19.

Y la situación con los niños es alarmante.

El pasado 7 de marzo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitió un comunicado en el que mencionaba que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública que requiere cambios inmediatos, pues nuestro país es el mayor consumidor en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas, y las tasas más altas de este consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar que comen alrededor del 40% de sus calorías de esta manera.

Al tener a alguien poniéndoles actividades que requieren esfuerzo físico, pueden desarrollarse deportivamente, intelectualmente, mejorar la coordinación y evitar subir de peso, ya que se ha comprobado que el sedentarismo tiene que ver con el sobrepeso y la obesidad.

5) Les sirve para el futuro: al estar en contacto con herramientas tecnológicas, los menores aprenden a utilizar dichos programas y los pueden usar con más facilidad cuando crezcan.


publicidad

publicidad

publicidad