publicidad

Bebé arcoíris, la esperanza después de la pérdida
Embarazo y bebe

Bebé arcoíris, la esperanza después de la pérdida

Los bebés arcoíris llegan a llenar de alegría el corazón de las mamás que han sufrido una pérdida

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 06/08/2019
  • 18:03 hrs.

Ser madre es una de las experiencias más bonitas y felices que puede vivir una mujer, pero en ocasiones, esta felicidad puede verse opacada por la pérdida inesperada de un bebé, lo que trae consigo un bebé arcoíris, ¿sabes quiénes son?

Si has pasado por esta dolorosa experiencia seguramente sabes de lo que te hablamos, pero sino, es importante que lo conozcas.

Bebé arcoíris, ¿quiénes son?


Los bebés arcoíris son aquellos niños que nacen sanos luego de que una madre pierde de forma inesperada a otro bebé, ya sea por complicaciones en el embarazo, en el parto o en el tiempo posterior a este.

Son llamados arcoíris porque su llegada trae luz y tranquilidad luego de una tormenta, que en este caso, representa al dolor que causa perder a un bebé recién nacido.

Cuando una mujer es madre de un bebé arcoíris, vence las inseguridades de volver a intentar engendrar a un pequeño.

TAMBIÉN LEE: La edad del padre también influye en la salud del bebé 

Esta situación es más común de lo que parece y siempre deja en los padres que lo viven una marca difícil de superar, ya que no sólo se trata de hacerle frente a la pérdida, sino a la incertidumbre de un nuevo embarazo.

Un bebé arcoíris no reemplaza en ninguna forma al bebé que falleció, llamado bebé estrella, sino que representa un nuevo comienzo, donde es posible ilusionarse de nuevo y cumplir el deseo de ser madre.

Sí, puedes ser feliz otra vez

Perder a un bebé puede ser uno de los peores dolores que existen, dejando un vacío incalculable y aunque parezca imposible en ese momento poder ser feliz de nuevo, no lo es.


Si estás pasando por esto y estás en un nuevo embarazo, recuerda que cada bebito que concibes es una oportunidad de vida creciendo en tu vientre y que ese pedacito de ti necesitará de tus cuidados, tu amor, tu tranquilidad y tu alegría y que no es un reemplazo del bebé que perdiste, sino una luz, un arcoíris después de la tormenta.

Tal vez te resulta complicado o confuso vivir un embarazo después de una pérdida, pero esta experiencia te recordará que siempre sale el sol aunque haya oscuridad y que lo más importante ahora es vivir la alegría de la llegada de tu bebé arcoíris

El camino será incierto, pero te garantizamos que cuando tengas en tus brazos a tu bebé arcoíris y apriete con sus deditos a tus manos, todo habrá valido la pena.

SIGUE LEYENDO: ¿Eclipse solar afecta a las embarazadas? 

(Con información de Somos mamás)

 


publicidad

publicidad

publicidad