Bebé amarillo al nacer, ¿por qué ocurre?
Embarazo y Bebé

Bebé amarillo al nacer, ¿por qué ocurre?

Una de las mayores preocupaciones de los padres es por qué hay bebés amarillos al nacer y los médicos explican cuáles son las causas y consecuencias

  • SUSANA CARRASCO
  • 30/01/2020
  • 13:16 hrs.

Cuando un bebé está amarillo al nacer, puede despertar una gran preocupación en los padres, sin embargo, los médicos explican que este problema es bastante frecuente y curable casi en el total de los casos.

Conoce qué significa un bebé amarillo al nacer y cuales son las mejores opciones de tratamiento.  

Bebé amarillo al nacer, ¿es normal?

Detectar que un bebé está amarillo al nacer o a los pocos días de nacido, se conoce médicamente como ictericia neonatal.

Surge cuando detectamos una coloración amarillenta en la piel y en las mucosas del recién nacido, lo que es causado por altos niveles del depósito de bilirrubina en el bebé. Es un problema frecuente pero curable en casi todos los casos.

¿Qué es la bilirrubina? De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., señala que se trata de una sustancia biliar de color amarillo-anaranjado que el cuerpo produce cuando reemplaza los glóbulos rojos viejos de la sangre.


Un nivel alto de bilirrubina provoca que la piel y la esclerótica de los ojos del bebé (la parte blanca) luzcan amarillas. Esto se llama ictericia neonatal.

La inmadurez del hígado, especialmente en los bebés prematuros, es la principal causa de que se acumule esta sustancia.

Al respecto, la Asociación Española de Pediatría (AEP), explica que la bilirrubina se elimina principalmente gracias al hígado, pero la luz del sol también favorece su degradación en la piel. La orina también permite eliminar el exceso.

La ictericia neonatal es una condición común en bebés, se estima que afecta entre un 40 a 60% de los recién nacidos y en el caso de los bebés prematuros, puede surgir hasta en un 80% de los nacimientos en la primera semana de vida.

El primer síntoma surge en los ojos, pues la parte blanca se torna amarillenta.

TAMBIÉN LEE: 10 cuidados básicos para bebés prematuros 

Generalmente, este problema aparece a partir del segundo día de nacimiento, pero suele mejorar de forma natural en unos pocos días o semanas en los bebés con la vigilancia del pediatra.

"La ictericia neonatal, salvo casos extremos excepcionales, no deja secuelas y no se relaciona con enfermedades posteriores del hígado ni de otro tipo", señala la AEP.

Por su parte, el Dr. Javier Miranda, pediatra en el Hospital Vithas Nisa 9 de Octubre de Valencia, indica que en algunos casos, la ictericia puede durar algunos días más de lo normal, hasta dos meses, sobre todo en bebés que toman pecho, pero eso no representa un problema grave.

Hay casos en que los baben nacen amarillos por una ictericia patológica, es decir, que se produce por una enfermedad, principalmente por una incompatibilidad de grupo sanguíneo o de factor Rh entre la madre y el bebé.

¿Cómo se trata? Las lámparas de fototerapia son los tratamientos más habituales para corregir el color amarillo en un bebé, aunque en algunos casos, se requiere una transfusión de sangre en el pequeño.

Lo más importante es que te mantengas atenta a los cambios que tiene tu bebé y si notas algo raro, acude inmediatamente al médico pediatra para descartar cualquier complicación.

SIGUE LEYENDO: 5 cosas que nunca debes hacer al visitar un bebé recién nacido 

(Con información de Infosalus


publicidad

publicidad

publicidad