publicidad

Embarazo y bebe

Así afecta al bebé tomar poco alcohol en el embarazo

El alcohol en el embarazo provoca graves alteraciones neuronales en el bebé

  • 20/07/2017
  • 04:30 hrs.
Sabemos que beber alcohol durante el embarazo puede ser muy peligroso tanto para la madre como para el bebé.

Pero poco se sabe sobre las consecuencias que podría tener el consumo esporádico de bebidas alcohólicas durante esta etapa.

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), esta acción provoca alteraciones neuronales en el bebé.  Dichas alteraciones son indetectables en el parto, pero en la etapa de la niñez pueden afectar el aprendizaje, el comportamiento y la memoria.

El alcohol daña las neuronas del bebé


Este mismo estudio demostró que beber alcohol, aunque sea una vez a la semana, es suficiente para provocar errores neuronales graves que se prolongan hasta la edad adulta.

"Nuestro estudio revela alteraciones en las neuronas cerebrales que se traducen en graves anomalías en el comportamiento de la descendencia", asegura Olga Valverde, líder del estudio realizado en la UPF.

Así mismo, la investigadora advierte que "no aparecen malformaciones ni cambios en el peso corporal de la descendencia, con lo que el trastorno es invisible en el momento del nacimiento".

De acuerdo a la investigación, estos problemas surgen porque el alcohol interrumpe el desarrollo embrionario del sistema nervioso central, provocando a largo plazo, una mala función cognitiva y conductual.

>> Estas son las enfermedades más comunes en el embarazo 


Otros daños cerebrales


Además, se encontró que el alcohol puede activar de forma intensa al sistema inmune que protege la función de las neuronas, contribuyendo al desarrollo de un daño cerebral y a una neurodegeneración en adolescentes y adultos.

"Hemos observado un aumento de ciertos factores proinflamatorios en el cerebro de las crías afectadas por el consumo esporádico materno de alcohol", detalla Valverde.

>> Cuidado con los antojos durante el embarazo 


Otro hallazgo que hicieron los investigadores fue que el alcohol crea un desequilibrio y provoca que el sistema inmunitario ataque la mielina, una capa celular que rodea el nervio y que facilita los impulsos eléctricos que transmiten mensajes nerviosos.

"Hoy por hoy no sabemos si las disfunciones neuroconductuales persistentes están relacionadas con la neuroinflamación o las alteraciones de la mielina pero, de acuerdo con nuestros resultados, los antiinflamatorios deberían ser considerados como posible tratamiento para prevenir el daño cerebral causado por el consumo de alcohol durante el embarazo", concluye la investigadora.

Para evitar cualquier daño a largo plazo, lo mejor es que elimines el consumo de alcohol en esta etapa y consumas alimentos naturales que contribuyan al buen desarrollo de tu bebé.

(Con información de 20 minutos)

publicidad

publicidad

publicidad