publicidad

Anticuerpo en leche materna podría salvar vida de bebés
Embarazo y bebe

Anticuerpo en leche materna podría salvar vida de bebés

La ECN es una enfermedad de los neonatos prematuros con alta morbilidad y mortalidad que se asocia con la inflamación intestinal

  • Adrian Aguirre
  • 09/07/2019
  • 15:20 hrs.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature Magazine, un anticuerpo presente en la leche materna prevendría la enterocolitis necrotizante (NEC), una enfermedad bacteriana que a menudo resulta mortal para los bebés prematuros.

Este anticuerpo es la inmunoglobulina A (IGA) y su manera de actuar es mediante su unión a las bacterias en el intestino, por lo que cuantas más bacterias estén relacionadas con la IGA, menor será la probabilidad de que desarrollen la Enterocolitis.

"Los recién nacidos están protegidos de las bacterias colonizadoras por los anticuerpos secretados en la leche materna. La enterocolitis necrotizante (ECN) es una enfermedad de los neonatos prematuros neonatales con alta morbilidad y mortalidad que se asocia con la inflamación intestinal provocada por la microbiota. La incidencia de ECN es sustancialmente menor en los lactantes alimentados con leche materna, aunque los mecanismos que subyacen a este beneficio no están claros. Aquí mostramos que la inmunoglobulina materna A (IgA) es un factor importante para la protección contra la ECN. El análisis de la unión de IgA a las bacterias fecales de los recién nacidos prematuros indicó que la leche materna fue la fuente predominante de IgA en el primer mes de vida y que una disminución relativa de las bacterias unidas a IgA se asocia con el desarrollo de NEC. La secuenciación de bacterias unidas y no unidas a IgA reveló que antes de la aparición de la enfermedad, la NEC se asociaba con un aumento de la dominación por Enterobacteriaceae en la fracción no unida de IgA de la microbiota. Además, confirmamos que la IgA es fundamental para prevenir la NEC en un modelo de ratón, en el que las crías que son criadas por madres con deficiencia de IgA son susceptibles a la enfermedad a pesar de la exposición a la leche materna", se puede leer en el artículo.

Puedes leer: Bebé sufre quemaduras químicas por bloqueador solar

¿Qué es la enterocolitis necrotizante?

Se trata de una patología digestiva adquirida más frecuente y grave en el periodo neonatal que se produce cuando el tejido del colon se inflama. Esa inflamación se daña y, en ocasiones, mata el tejido del colon.

"La enterocolitis necrotizante, una de las enfermedades más comunes y devastadoras en los recién nacidos, se manifiesta típicamente con intolerancia a la alimentación, distensión abdominal y deposiciones con sangre", se puede leer en The New England Journal of Medicine.

El Hospital para niños de Stanford, por su parte, señala que la ECN es más común en los bebés que pesan menos de tres libras y cuatro onzas (1,500 gramos) y que los médicos aún no conocen cuáles son sus causas. Puede suceder si no llegan suficiente sangre y oxígeno a los tejidos del intestino. Luego, cuando la comida ingresa a la zona afectada, las bacterias de la comida pueden dañar esos tejidos delicados. "Esto puede hacer que los tejidos se dañen gravemente y mueran. Si esto sucede, se forma un orificio en el intestino, lo que puede provocar una infección grave en el abdomen del bebé".

La Asociación Española de Pedriatría informa que aunque dicho padecimiento se conoce desde hace 100 años, aún hay aspectos que son desconocidos. "A pesar de ser una entidad conocida desde hace más de 100 años, su etiología sigue siendo desconocida, lo que hace muy difícil su prevención. La isquemia, el hipercrecimiento bacteriano y la respuesta inflamatoria sistémica intervienen de forma preponderante en el desarrollo del proceso, en proporción que quizás difiere de unos casos a otros".

El estudio

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh y del Hospital de Niños UPCM de Pittsburgh analizaron muestras fecales de 30 bebés prematuros con ECN y 39 controles pareados por edad.

¿Cuál fue el resultado? En general, los bebés que habían sido alimentados con leche materna tenían más bacterias intestinales unidas a IGA en comparación a los que recibieron fórmula.

Debido a que los bebés prematuros obtienen lgA solo de la leche materna en sus primeras semanas de vida, los autores del artículo publicado en la Nature Magazine recalcan la importancia de este alimento para los recién nacidos.

Con información de Nature Magazine, The New England Journal of Medicine, Lucile Packard Children's Hospital Stanford, Asociación Española de Pediatría.






publicidad

publicidad

publicidad