publicidad

Amigos, más benéficos en la vejez que la familia
Tercera Edad

Amigos, más benéficos en la vejez que la familia

Estudios han demostrado que los beneficios de tener amigos en la vejez son mayores que los de las relaciones familiares

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 28/08/2019
  • 12:01 hrs.

Tener amigos y compartir tiempo con ellos es una de las cosas más especiales que existen en la vida de una persona, pero estudios han demostrado que en la vejez, las relaciones de amistad son más importantes que incluso las familiares. Conoce los beneficios de tener amigos en la vejez.

Según una nueva investigación publicada en la revista Personal Relationships, los amigos se vuelven cada vez más importantes para la salud y la felicidad a medida que envejecemos.

Beneficios de tener amigos en la vejez

De acuerdo a las nuevas investigaciones, tener amistades es tan crucial en la vejez que resultó ser un predictor más fuerte de bienestar que tener conexiones familiares fuertes.

Para comprobarlo, se realizaron dos estudios sobre el impacto de las relaciones familiares y de amistad en edades avanzadas.

En el primero participaron más de 270,000 mil personas de casi 100 países y se encontró que tanto las relaciones familiares como las de amistad están asociadas con una mejor salud y felicidad en general, pero en la vejez, este beneficio se mantuvo solo para las personas que tenían amistades fuertes.

William Chopik, autor del estudio y profesor asistente de psicología en la Universidad Estatal de Michigan, indica que lo que más sorprendió de estos hallazgos, es que las relaciones de amistad tuvieron los mismos beneficios que las familiares, pero en muchos casos, los superaron.

Para el segundo estudio, se analizaron los resultados de una encuesta realizada a 7,500 personas mayores en Estados unidos y se encontró que no solo era importante tener amigos, sino que la calidad de las amistades era lo más relevante.

Los participantes que dijeron tener amistades donde había tensiones, reportaron más enfermedades crónicas.

No obstante, esto no ocurrió en las personas que reportaron que la tensión provenía de las relaciones son sus hijos o parejas.

En cambio, cuando los amigos eran una fuente de apoyo y las relaciones eran solidas, la gente reportaba más felicidad y menos enfermedades.

Para el investigador Chopik, estos resultados no son tan sorprendentes, ya que a diferencia de la familia, podemos elegir quiénes serán nuestros amigos y podemos alejarnos de aquellos que nos son buenos para nosotros.

“Estudios muestran que a menudo disfrutamos más de nuestro tiempo con amigos que con la familia. Hacemos cosas tranquilas con amigos, mientras que los eventos familiares son a menudo graves o quizás monótonos”, explica el investigador.

¿Por qué es necesario tener amigos?

Los beneficios de tener íntimos amigos en la vejez son más fuertes porque en esa etapa de la vida, las amistades ya pasaron por las pruebas del tiempo.

Es decir, se han mantenido a esas personas cerca porque nos han hecho felices o al menos, han contribuido al bienestar de alguna manera.

“A través de nuestras vidas, dejamos que las amistades más superficiales desaparezcan y nos quedamos con las que realmente influyen”, subraya Chopik.

A pesar de la importancia de los amigos en la vejez, muchos de los trabajos de investigación lo ignoran y se enfocan solo en la influencia de las relaciones con la familia y la pareja.

Y aunque son importantes y son quienes cuidan de los ancianos, generalmente existe un sentido de obligación, por lo que no pueden proporcionar tanta alegría como las relaciones de amistad de mucho tiempo.

>>TAMBIÉN LEE: Síndrome del jubilado, ¿cómo afecta a la salud? 

Cuando se llega a la vejez, las relaciones de amistad pueden compensar pérdidas y contribuyen a una buena salud física y mental.

Según Andrés Urrutia, director del Centro de Promoción del Adulto Mayor (CEPRAM), los amigos en la tercera edad reportan más beneficios que las relaciones familiares, porque son de reciprocidad, se comparten alegrías y pérdidas y la forma de compensarlas es social.

En ese sentido, el especialista señala que “el afecto y la emoción compartida produce sobre todo hormonas que nos protegen del estrés y generan bienestar mental y social.

“Hay bastantes indicadores que demuestran que la salud de una persona que tiene a alguien en quien confiar, que la cuide cuando está enferma, que está acompañada, tiene una mejor salud que una persona de la misma edad que se encuentra sola”, agrega el experto.

Además, contar con un buen amigo permite realizar actividades como asistir a conciertos, recitales, cine, teatro, jugar cartas o dominó de manera más frecuente.

Finalmente, se ha encontrado que tener una red de amigos sólida aumenta la expectativa de vida en las personas mayores y que los amigos influyen de manera más directa en la prolongación de la vida que los mismos familiares.

“Tener amigos favorece la integración social y las personas que están acompañadas sienten placer, sienten que siguen creciendo y sobre todo, saben que cuentan con apoyo en los momentos difíciles”, concluye.

>>SIGUE LEYENDO: ¿Por qué nos encojemos al envejecer? 

(con información de Forbes) 

publicidad

publicidad

publicidad