publicidad

¿A qué edad empezamos a comportarnos igual que nuestros padres?
Ser padres

¿A qué edad empezamos a comportarnos igual que nuestros padres?

Es bastante probable que termines pareciéndote a tu papá o mamá más de lo que piensas

Tenemos rasgos genéticos heredados por lo que es muy difícil que no repitamos ciertos patrones de nuestros padres, ya que ellos tienen una gran influencia sobre nuestra personalidad, un nuevo nos dice a qué edad nos empezamos a comportar igual que nuestros padres.

Por más que quieras evitar ciertas situaciones, es bastante probable que termines pareciéndote a tu papá o mamá más de lo que piensas, en especial cuando llegas a cierta edad, según la ciencia.

¿A qué edad empezamos a comportarnos igual que nuestros padres?

Un estudio elaborado por el Instituto Harley Street indica que aunque no sea tu intención, posiblemente terminarás pareciéndote a tu mamá o a tu papá luego de cumplir los 30 años de edad.

Continua leyendo: Mujer de 22 años se opera para no tener hijos y se hace viral

Julian de Silva, doctor que estuvo a cargo de la investigación, encuestó a 2 mil adultos de ambos sexos y evaluó las similitudes que tenían con sus padres.

¿A qué edad las mujeres empiezan a parecerse a su mamá?

Fue así que detectó que las mujeres tienen más posibilidades de parecerse a sus madres luego de tener a su primer hijo, aproximadamente a los 33 años.

Los hombres a partir de los 34 años

El especialista aseguró que los hombres adoptan conductas similares a la de sus padres cuando se acercan a los 34 años.

(Foto: La empresa familiar)

Da Silva indica que cuando una persona tiene hijos es común que adopte los métodos de crianza que sus propios progenitores emplearon, ya que se sienten familiarizados y cómodos con ello.

Del mismo modo señala que los participantes comenzaron a parecerse emocionalmente a sus padres cuando su apariencia también se hizo más semejante a la de ellos.

Parecerte a tus padres no significa que serás igual a ellos

Da Silva dijo que los individuos no adoptan todos los rasgos de la personalidad de sus familiares, en realidad, suelen mirar los mismos programas de televisión, toman posturas políticas similares, practican los mismos pasatiempos y hasta usan los mismos dichos.

El especialista indica que parecerte a tus padres es algo casi inevitable, pero no debe verse como una cuestión negativa, pues es algo normal que le pasa a la mayoría de las personas.

Y aunque tu no te veas ningún parecido con tus padres y pienses que eres muy diferente a ellos es difícil no parecerte a las personas con las que compartes genes y te criaron.

Ahora que ya sabes a qué edad nos empezamos a comportar igual que nuestros padres podrás empezar a notar más parecido con ellos.

Continua leyendo: ¿Por qué los premios no son buenos para los niños?

Con información de: Vix, Muy interesante y BBC)

publicidad

publicidad

publicidad