publicidad

A mis 70 años, sigo jugando futbol
Tercera Edad

"A mis 70 años, sigo jugando futbol"

La edad no es un impedimento para disfrutar de lo que se ama

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 22/11/2019
  • 19:13 hrs.

Y dicen que los jugadores a los 30 años ya están viejos. ¡Já!. Cuando uno ama lo que hace, el número que nos asignan conforme van pasando los años queda en un segundo plano. Y es que sí: jugar futbol en la tercera edad es posible... y aún trae beneficios para la salud.

¡Agarra tu playera de George Best, Maradona, Pelé, Beckenbauer, Zico o Garrincha y siéntete como tus ídolos, porque el partido no se ha terminado!

Un estudio llevado a cabo no hace más de seis años por el Copenhagen Centre for Team Sport and Health mostró que los hombres mayores no entrenados de  63 a 75 años se volvían notablemente más en forma y más saludables como resultado de agarrar el balón y ponerse a jugar con él.

¿Impresionante, no?

Lo mejor de todo es que no ocuparás todo tu día. Los beneficios encontrados en los participantes se vieron después de solo 4 meses de sesiones de entrenamiento de 1 hora, dos veces por semana.


 

Puedes leer: Las mejores actividades para las personas mayores

El que ya no tengan 20 años no significa que la pasión haya muerto y que no tengan ganas de patear el esférico con sus nietos o familiares. Es un deporte para todos, para todas las edades y que absolutamente cualquiera puede disfrutar.

¿Qué hace "viejito" a un adulto mayor?, ¿Es acaso su edad? hay muchos que, si quisieran, podrían enseñarle una que otra cosita  sobre los trucos usados por los ídolos de sus tiempos a los jóvenes de hoy. Por dios, ¿Quién dice que su imaginación ha muerto y que ya no se visualizan pateando un balón en el Maracaná, la "Bombonera" o el Estadio Azteca con varias personas coreando su nombre?.

El estudio y los beneficios:

Para llegar a sus conclusiones,  los investigadores reclutaron, evaluaron y asignaron al azar a un total de 27 hombres no entrenados de 63 a 75 años en un grupo de futbol, uno de entrenamiento de fuerza y uno de control inactivo. Los dos grupos de entrenamiento hicieron ejercicio durante 1 hora dos veces por semana durante un año.

"Nuestros estudios anteriores han demostrado que los hombres de 70 años con una participación de por vida en el futbol poseen un equilibrio postural y una fuerza muscular rápida que es comparable a la de los hombres sin entrenamiento de 30 años.

Esta vez hemos ido un paso más allá al evaluar la intensidad del entrenamiento de futbol, así como los efectos sobre la salud y el estado físico del futbol para hombres mayores no entrenados con poca experiencia en este deporte.

El estudio reveló que los hombres ancianos inactivos mejoraron su consumo máximo de oxígeno en un 15% y su rendimiento durante el ejercicio a intervalos hasta en un 50% al jugar durante 1 hora dos veces por semana durante 4 meses. Además, la función muscular mejoró en 30 % y la mineralización ósea en el cuello femoral aumentó en un 2%.

Los resultados proporcionan una fuerte evidencia de que el futbol es una forma de entrenamiento intensa, versátil y efectiva, incluso para hombres mayores no entrenados. Definitivamente nunca es demasiado tarde para comenzar a jugar. El futbol aumenta la capacidad física y la salud del corazón, y minimiza el riesgo de caídas y fracturas en ancianos, hombres que nunca antes habían jugado o que no habían jugado durante décadas", explicó el profesor Peter Krustrup, quien dirigió la indagación.


 

También te puede interesar: Adultos mayores no son "cuidanietos": experta

¿Pueden hacer ejercicio las personas de la tercera edad?

Por supuesto. Es seguro para la mayoría de los adultos mayores de 65 años hacer ejercicio. Incluso los pacientes que tienen enfermedades crónicas pueden hacer ejercicio de manera segura. Estos incluyen enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes y artritis.

Nada más no les quieras poner el entrenamiento crossfit de alta intensidad.

Las personas mayores de 65 años o más deben hacer al menos 2.5 horas de ejercicio aeróbico moderado (como caminar a paso ligero) cada semana. Eso promedia aproximadamente 30 minutos la mayoría de los días de la semana. O hacer 1 hora y 15 minutos de ejercicio vigoroso (como trotar) cada semana.

Así que ya lo sabes: la próxima vez que tu padre o abuelito te inviten a jugar en la calle, no les hagas el feo ni los ignores. No lo desanimes. Sal a patear la pelota con él y diviértete un rato. Le hace bien a él, te hace bien a ti y pasen momentos juntos, que al final es lo que más se extraña una vez que ya no están.

Permítele ser parte de tu pasión y deja que revivan la suya. Nunca es demasiado tarde para empezar.


Con información de Science Direct, Copenhagen Centre for Team Sport and Health, FamilyDoctor.org


publicidad

publicidad

publicidad