publicidad

7 primeros síntomas de labor de parto en las embarazadas
Embarazo y Bebé

7 primeros síntomas de labor de parto en las embarazadas

Foto: Pixabay

Conocer los cambios que indican que estás entrando en labor de parto te hará sentir más preparada y segura para la llegada de tu bebé

  • SUSANA CARRASCO
  • 21/05/2020
  • 13:26 hrs.

¿Conoces los primeros síntomas de la labor de parto? Identificar las señales que indican que el bebé está próximo a nacer puede hacerte sentir más segura y preparada, especialmente si eres una mamá primeriza.

A continuación, te decimos cuáles son los cambios que atraviesa tu cuerpo a partir de la semana 38 de embarazo y que indican que estás entrando en labor de parto.

Síntomas al entrar en labor de parto

El parto es un proceso largo que puede llevar horas, no es como lo muestran en las películas, donde la mujer solo tiene unas cuantas contracciones y el bebé sale rápidamente. Por ello, es muy importante que te prepares y que sepas identificar las primeras señales, para que guardes tu energía para el momento más importante: cuando tu pequeño al fin llegue al mundo.

De acuerdo a Mayo Clinic, estos son los síntomas que indican que estás por entrar en labor de parto:

1. Contracciones irregulares y no muy dolorosas

Antes del trabajo de parto, la parte inferior del útero llamada cuello uterino, se ablanda y se acorta, volviéndose más delgada y causando ligeras contracciones. En algunos casos, puede no sentirse nada.

2. Dilatación

Otro signo de la labor de parto es que el cuello uterino empieza a abrirse o dilatarse, aunque al principio puede ser un proceso muy lento. Solo hasta que estés en parto activo, la dilatación será más rápida y alcanzará los 10 centímetros.

TAMBIÉN LEE: El peligro de cenar mucho en el embarazo

3. Aumenta el flujo vaginal  

Cuando estás embarazada, tu cuerpo crea un tapón de moco espeso para bloquear el orificio del cuello uterino y mantener a tu bebé protegido de bacterias. Sin embargo, en las últimas semanas de embarazo ese tapón empieza a bajar, causando un aumento del flujo vaginal.

Generalmente estas secreciones son claras, rosadas o apenas del color de la sangre y es probable que empieces a notarlas unos días antes del parto.

Si notas un sangrado vaginal abundante debes acudir de inmediato al médico, pues podría ser señal de un problema grave.

4. Encajamiento del bebé

Cuando la cabeza del bebé se coloca en la pelvis es una señal clara de que el bebé está por nacer y a este proceso se le llama encajamiento. Podrás identificarlo porque causa un cambio en la forma del abdomen y es común desde algunas semanas antes del parto o hasta unas horas previas.

5. Contracciones

Como ya la mencionamos, es posible que detectes unas ligeras contracciones, pero el tiempo entre cada una y la intensidad pueden decirte que tan cerca estás del momento del alumbramiento.

Toma nota del tiempo entre cada contracción y si notas que hay un patrón regular al mismo tiempo que se van volviendo más fuertes y seguidas, es momento de prepararse para el parto.

Generalmente, las contracciones previas al parto duran entre 30 y 70 segundos y no se detienen caminando ni cambiando de posición.

6. Anidación

Este es uno de los síntomas de la labor de parto que pocas mujeres identifican porque más que un cambio físico, es un cambio en el comportamiento.

Es posible que un día te despiertes con mucha energía y con la necesidad de armar la cuna, ordenar la ropa del bebé y tener todo perfectamente arreglado para su llegada. Esto se conoce como instinto de anidación.

Puede comenzar en cualquier momento de tu embarazo, pero en algunos casos, surge en los días previos al parto. Si lo detectas, lo mejor es que hagas lo necesario para preparar las cosas del bebé, pero guardando energía para el momento del alumbramiento.

7. Romper la fuente

Este puede ser uno de los síntomas más evidentes del parto y ocurre cuando el saco amniótico, que es la membrana rellena de líquido que protege al bebé en el vientre, literalmente se rompe.

Puedes identificarlo con un goteo irregular o constante de pequeñas cantidades de líquido que sale por la vagina. También puede salir un chorro de líquido.

Aquí debes actuar rápido, porque cuanto más tiempo tarde en comenzar el trabajo de parto después de romper la fuente, mayor será el riego de infección para ti y tu bebé. Así que acude de inmediato al hospital en cuento detectes esta señal.

Los síntomas de la labor de parto pueden variar en cada mujer, así que ante cualquier cambio raro no dudes en llamar al médico para aclararlo, recuerda que en los casos de parto prematuro (antes de la semana 37), las señales pueden ser especialmente engañosas.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo calcular la fecha de parto de forma sencilla?


publicidad

publicidad

publicidad