7 anticonceptivos ideales para los adolescentes

Es ideal que los anticonceptivos para adolescentes sean reversibles y de larga duración, además de que se complementen con condones

El uso de métodos anticonceptivos es fundamental para protegerse contra embarazos no deseados y el contagio de enfermedades sexuales. Sin embargo, cuando inicia la vida sexual pueden surgir dudas respecto a cuál es la mejor opción. Por ello, te diremos los 7 anticonceptivos ideales para los adolescentes

7 anticonceptivos ideales para los adolescentes

Todos los adolescentes deben aprender acerca de los métodos anticonceptivos que existen, cómo se usan y los beneficios que cada uno tiene.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

Al respecto, la American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda a los padres que hablen con sus hijos adolescentes acerca de las opciones confiables de anticoncepción, especialmente de aquellas que son ideales en esta etapa de la vida.

Anticonceptivos ideales para adolescentes  

De acuerdo con Healthy Children, los anticonceptivos ideales para los adolescentes son aquellos que se consideran reversibles de larga duración, ya que son altamente eficaces para evitar un embarazo no deseado y son sencillos de usar.

Estos métodos además pueden tener otros beneficios para las adolescentes, como menstruaciones menos dolorosas o con flujo menos abundante. A continuación, te explicamos las mejores opciones:

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels)

1. Implante subdérmico

Es un método anticonceptivo reversible y de larga duración que se coloca debajo de la piel, en la parte superior del brazo. Es aproximadamente del tamaño de un cerillo, es delgado y flexible y contiene una hormona llamada etonogestrel.

Cuenta con un 99.95% de eficacia en la prevención de embarazos y ofrece anticoncepción segura hasta por cinco años. Las adolescentes no tienen que acordarse de hacer nada a diario, ni semanal ni mensualmente, pues un experto lo coloca y empieza brindar protección de inmediato.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo ayudar a los adolescentes a tener un noviazgo sano? 

2. Sistema intrauterino (SIU)

Es un anticonceptivo reversible y de larga duración en forma de T que contiene una hormona similar a la que contienen algunas pastillas, inyecciones e implantes. Se coloca en el útero y libera una pequeña cantidad de Levonorgestrel que espesa el moco cervical impidiendo la entrada de los espermas en la cavidad uterina.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

El Centro Nacional De Equidad de Género y Salud Reproductiva destaca que este anticonceptivo para adolescentes tiene una eficacia del 99.8% y en cuanto se retira, la fertilidad regresa de inmediato. Ofrece protección hasta por cinco años pero puede retirarse antes si así se desea.

3. Dispositivo intrauterino (DIU)

Se trata de un dispositivo anticonceptivo pequeño y flexible en forma de T que debe ser colocado por un profesional. Hay dos tipos: la T de cobre que no contiene hormonas y solo debe cambiarse en 10 a 12 años y el DIU de levonorgestrel, que contiene una hormona y debe cambiarse después de 3 a 7 años.

Las ventajas es que una vez que se coloca no hay que hacer nada más ni recordar hacer nada diario, semanal ni mensualmente para estar protegida de embarazos no deseados.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

4. Inyección de progestina

Si no es posible usar los anticonceptivos de larga duración, se puede optar por aquellos que son de corta duración, que tienen más del 90% de eficacia en la prevención de embarazos.

En el caso de la inyección, contiene una hormona llamada progestina que evita que los ovarios liberen un óvulo. Solo debe visitarse al médico cada tres meses para aplicarla.

5. Anillo vaginal

Se trata de un pequeño anillo con hormonas que evitan que los ovarios liberen óvulos. Se coloca en la vagina una vez al mes y queda colocado durante tres semanas, se retira durante una semana para permitir que ocurra la menstruación.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik) 

Tiene eficacia de 91% en la prevención de embarazos y puede contribuir a menstruaciones con flujo más leve, así como a menos dolores menstruales.

La desventaja es que algunas adolescentes pueden olvidar cambiarse el anillo cada mes.

6. Parche transdérmico

Es un parche que contiene hormonas que se absorben a través de la piel y que evitan que los ovarios liberen óvulos. Se quita y se pone uno nuevo cada semana durante tres semanas, luego, no se usa el parche durante una semana para que ocurra la menstruación.

imagen-cuerpo

(Foto: Pinterest) 

Tiene una eficacia del 91% y al igual que el anillo, es posible olvidarse de cambiar el parche cada semana. Otra desventaja es que no es muy discreto, ya que otras personas pueden verlo si no está cubierto por la ropa.

7. Condón

El condón es otro de los anticonceptivos para adolescentes porque no solo protege de embarazos no deseados, sino de infecciones sexuales, que son muy comunes en personas de entre 15 a 24 años.

Se trata de un elemento de látex, sintético o de material natural que se coloca sobre el pene. Tiene un 82% de eficacia, es fácil de conseguir, puede ser gratuito en las unidades de salud y es sencillo de usar.

imagen-cuerpo

(Foto: Pexels) 

Todos los anticonceptivos reversibles de larga o corta duración deben complementarse con el condón, ya que ningún otro ofrece protección contra enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Es importante acudir con un experto en salud sexual que brinde orientación sobre los anticonceptivos ideales para adolescentes, ya que se debe elegir el que mejor se adapte al estilo de vida.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo hablar de sexo con los hijos adolescentes? 5 tips 

(Con información de Healthy Children y Secretaría de Salud)