publicidad

6 trucos para que un niño deje de morderse las uñas
Ser padres

6 trucos para que un niño deje de morderse las uñas

Muchos niños se muerden las uñas por estrés, ansiedad o simple aburrimiento. Foto: FREEPIK

Hacer que un niño deje de morderse las uñas requiere de paciencia y de seguir al pie de la letra algunas recomendaciones de los expertos

Morderse las uñas, conocido medicamente como onicofagia, es un hábito muy común en la infancia y aunque parece algo inofensivo, tiene serias consecuencias, como heridas, infecciones, deformidades y cambios de color, pero ¿cómo hacer que un niño deje de morderse las uñas?

De acuerdo con un artículo publicado en El País, este hábito es común en pequeños que son más nerviosos, ansiosos o introvertidos, aunque también podría ser por un déficit de hierro.

Si tu hijo se muerde las uñas con frecuencia, a continuación te compartimos algunos trucos efectivos y avalados por expertos para eliminar ese hábito poco saludable.

¿Cómo hacer que un niño deje de morderse las uñas?

De acuerdo con Alberto Segura, psiquiatra infantil, el hecho de que un niño se muerda las uñas puede indicar algún problema de conducta, ya que se trata de una acción repetitiva e irresistible del tipo obsesivo compulsivo.

Entre las principales consecuencias de que un niño se muerda las uñas, destaca el riesgo de heridas; infecciones en la zona por virus, hongos o bacterias; deformación de las uñas y coloración amarillenta; desviación de los dientes incisivos, especialmente si también muerden otros objetos como lápices o bolígrafos. 

No existe una sola forma de hacer que un niño deje de morderse las uñas, pero existen algunos trucos que podemos aplicar, de acuerdo con el pediatra Iván Carabaño:

1. Esmaltes con sabor desagradable

Cuando el niño se muerde las uñas y percibe un sabor amargo, es probable que deje de hacerlo, aunque es importante estar atento a que el pequeño no busque formas de quitarse el producto que le impide morder.

TAMBIÉN LEE: Beneficios de que niños y niñas jueguen con muñecas

2. Mantén sus manos ocupadas

Si notas que el niño se muerde las uñas cuando está aburrido o ansioso por algo, ofrécele en esos momentos algo para que tenga las manos ocupadas, como un fidget spinner, una pelota antiestrés o un cubo de Rubik. Otra opción es fomentar que el pequeño haga deporte a diario para liberar las tensiones.

3. Corta sus uñas

Cuando un niño mantiene las uñas cortas, es más difícil que caiga en la tentación de morderlas y que se lastime, así que procura cortarle con frecuencia las uñas, de preferencia cada tercer día.

4. Lleva un diario

Hacer un registro para que el niño o tú anoten las veces en que cae en el impulso de morderse las uñas puede ayudar a darse cuenta de la magnitud del problema y esforzarse más en dejar de hacerlo.

5. Explícale las consecuencias 

No solo le digas que tiene que dejar de morderse las uñas, explícale a detalle por qué. Dile cuáles podrían ser las consecuencias en su salud y aspecto de las uñas, claro, adaptando el lenguaje a su edad y comprensión, tampoco se trata de aterrarlo. 

6. Tratamiento farmacológico

Si el hábito de morderse las uñas se debe a cuestiones psicológicas más graves que algo de estrés o ansiedad ocasional, lo mejor es acudir con un especialista para que recomiende un tratamiento farmacológico.

Ya lo sabes, ayudar a que un niño deje de morderse las uñas es sencillo, pero si el problema no mejora con estas técnicas, es fundamental que lo veas con un psicólogo o psiquiatra infantil.

SIGUE LEYENDO: 5 claves para que un niño pierda el miedo a la oscuridad

(Con información de El País, Mejor con Salud y 20 minutos)


publicidad

publicidad

publicidad