publicidad

5 cosas que nunca deberías hacerle a un bebé
Embarazo y Bebé

5 cosas que nunca deberías hacerle a un bebé

Los padres primerizos suelen ignorar las cosas que nunca hay que hacerle a un bebé. Foto: PEXELS

Aunque la creencia popular diga lo contrario, hay cosas que nunca debes hacerle a un bebé, pues se causan daños irreversibles en su desarrollo

  • SUSANA CARRASCO
  • 19/11/2020
  • 13:22 hrs.

¿Sabías que hay algunas cosas que nunca deberías hacerle a un bebé? Tener a un recién nacido en casa no es fácil, mucho menos cuando no tenemos demasiada experiencia como padres y peor aún, si constantemente estamos recibiendo "consejos" de personas en nuestro entorno acerca de cómo cuidarlo.

Lo importante es que disfrutes esta etapa de maternidad y que tengas los cuidados con tu bebé que garantizan no solo su bienestar físico, sino también emocional.

(Foto: Pexels) 

Por ello, enlistamos para ti las 5 cosas que nunca deberías hacerle a un bebé, a pesar de que en algunos casos, son recomendaciones que escuchamos de nuestras mamás o abuelas, pues en realidad, hacen más daño que bien. Toma nota.

Cosas que nunca debes hacerle a un bebé

¿Crees que dejar llorar a tu bebé hasta que se calme solo es una buena idea? Muchas abuelas afirman que sí, pero lo cierto es que ese tipo de "cuidados" tienen consecuencias negativas en el desarrollo de los pequeños. Aquí algunas de las cosas que nunca debes hacerle a un bebé:

1. Dejarlo solo

Los bebés requieren de la compañía de los adultos, preferentemente de sus padres, para atender sus necesidades y sentirse seguros. Cuando los dejamos solos, incluso mientras duermen, generamos en ellos inseguridad y ansiedad.

También se pueden estresar en exceso porque no obtienen la suficiente atención, lo que con el tiempo, da pie a una personalidad angustiada.

Por las noches, es ideal que la cuna del bebé esté cerca de la cama de sus padres o cuidadores, pues es común que busquen a su madre para conciliar el sueño de nuevo o para comer, así que no lo dejes solo en una habitación.

TAMBIÉN LEE: 5 beneficios de la lactancia nocturna en el bebé 

2. Apegarse a un horario de lactancia

Muchas mamás creen que el bebé debe alimentarse cada cierto tiempo y que se debe respetar al pie de la letra, incluso si el pequeño pide comida antes. Esto es un error, pues la lactancia no debe tener horario fijo, debe ser a libre demanda.

Por lo general, nos dicen que un bebé en sus primeros meses debe comer cada tres horas, sin embargo, esto aplica solo para los chiquitos que toman fórmula.

En los que toman leche materna, es probable que pidan de comer cada hora y es completamente normal, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que el estómago de los bebés es diminuto y necesitan alimentarse con frecuencia y en pequeñas cantidades. Además, dar pecho es una forma de fortalecer el vínculo y hacer sentir bienestar al pequeño.

3. Sacudirlos

Otra de las cosas que nunca debes hacerle a un bebé es sacudirlo, algo que aunque pocos lo crean, es muy común debido a la frustración que puede generar cuando no para de llorar. Por más que sientas desesperación de no poder calmarlo, jamás debes sacudirlo, porque le causas un daño irreversible en su cerebro.

Esto se debe a que hay mucha fragilidad en esta zona, lo que hace que el cerebro se mueva de adelante hacia atrás y se causen contusiones, incluso hemorragias que derivan en daños cerebrales permanentes o hasta la muerte.

4. Abrigarlo demasiado

Los padres muchas veces creen que es una buena idea abrigar en exceso al bebé, les ponen capas y capas de ropa y, además, cobijas. Con ello, lo único que se consigue es una sudoración excesiva en el pequeño que luego se enfría porque no hay posibilidad de que se evapore entre tantas capas de tela, lo que genera que el bebé esté mojado todo el día.

Se sabe que los bebés no regulan bien la temperatura, pero no es necesario cubrirlos en exceso, basta con ponerles la ropa adecuada para la temperatura del año, es decir, si hace calor, no se les deben poner docenas de cobijas encima ni chamarras.

5. Dejarlo llorar

Lo mencionamos al principio y lo repetimos porque es uno de los errores más comunes que se cometen con los bebés, supuestamente porque si se consuelan cada que lloran, los acostumbramos y se vuelven dependientes o hasta manipuladores.

No hay nada más falso, ya que el llanto es la única forma de expresión del pequeño y si llora es porque necesita algo, no porque quiera manipularte, ese es un concepto que solo los adultos comprenden.

(Foto: Pexels) 

El bebé solo intenta decir que tiene el pañal sucio, que tiene hambre, está acalorado o simplemente necesita el consuelo de los brazos de mamá. Así que no lo ignores, atiéndelo cuando lo necesita.

Toma en cuenta las cosas que nunca debes hacerle a un bebé y ante cualquier duda, consulta con el pediatra, no te dejes llevar por las creencias populares.

SIGUE LEYENDO: Beneficios en papás al involucrarse en la crianza de sus hijos 

(Con información de Guía Infantil, Mejor con Salud y Eres mamá)


publicidad

publicidad

publicidad