5 casos en los que es mejor que tu hijo nazca por cesárea

En México 45 de cada 100 nacimientos son por cesárea

 La Organización Mundial de la Salud asegura que la creciente medicalización de los nacimientos está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz, ya que el parto debe ser tratado como un proceso natural, sin embargo, existen casos en los que es mejor que tu hijo nazca por cesárea.

5 casos en los que es mejor que tu hijo nazca por cesárea

La cesárea es una cirugía para el nacimiento de un bebé, en donde el recién nacido se saca a través de una incisión en el abdomen de la madre.

De acuerdo a la OMS, México es uno de los países que más cesáreas práctica de manera innecesaria, pues a nivel nacional 45 de cada 100 nacimientos son por esta vía.

5 casos en los que es mejor que tu hijo nazca por cesárea

Pese a las recomendaciones de la OMS donde señala que los partos deben ser de manera natural, existen casos en los que es mejor que tu hijo nazca por cesárea, por ejemplo:

1. Herpes con lesiones

Si la mamá tiene herpes genital y las lesiones están activas al momento del parto, es mejor realizar una cesárea para que no se transmita la enfermedad al bebé.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

2. Sida

Si la mamá solo es portadora del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), no es necesario que el bebé nazca por cesárea, pero si la madre tiene Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), sí, ya que puede ser transmitido al bebé durante el momento del parto si naciera de forma natural.

imagen-cuerpo

(Foto: OMS)

3. Desprendimiento de placenta

Mayo Clinic señala que esto sucede cuando la placenta se separa parcial o totalmente de la pared uterina antes del parto. Esto es una condición grave, ya que disminuye o limita el suministro de oxígeno del bebé y puede causar un gran sangrado en la mamá.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

4. Posición anormal del bebé

Hacia el final del embarazo, el feto se coloca en posición de parto. Normalmente, la posición del feto es con la cabeza hacia abajo, inclinada hacia atrás (hacia la espalda de la madre), y con la cara y el cuerpo formando un ángulo hacia un lado, el cuello flexionado y el cuerpo formando un ángulo hacia un lado, el cuello flexionado y en presentación cefálica.

Una posición menos habitual es con la cabeza hacia delante, y las presentaciones anormales incluyen las de cara, frente, nalgas y hombro, lo que hará que los doctores prefieran que tu hijo nazca por medio de una cesárea.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

5. Placenta previa

Esto sucede cuando la placenta se adhiere al cérvix de la mamá, en vez de a la parte superior o lateral de su útero, como sucede usualmente.

Mayo Clinic, indica que esto causa un fuerte sangrado durante la gestación y el parto.

Sigue leyendo: Urge atender el incremento de muertes maternas durante la pandemia 

(Con información de: Mayo Clinic, AARP y Vix)