publicidad

5 cambios comunes en la piel del rostro durante el embarazo
Embarazo y Bebé

5 cambios comunes en la piel del rostro durante el embarazo

La piel del rostro en el embarazo sufre varias alteraciones. Foto: Pexels

Las manchas o el paño son solo uno de los cambios que pueden ocurrir en la piel del rostro durante el embarazo

  • SUSANA CARRASCO
  • 14/07/2020
  • 12:07 hrs.

Cuando el bebé está en el vientre ocurren muchos cambios en el cuerpo femenino, algunos maravillosos y otros no tanto, pero sin duda, todos muy significativos. De entre todos esos cambios, uno de los más notorios son los que ocurren en la piel del rostro durante el embarazo y para que estés preparada, te decimos cuáles son los más comunes y qué debes hacer al detectarlos.

La piel de la embarazada puede sufrir algunas modificaciones durante esta etapa, en algunos casos puede lucir mucho más hermosa y luminosa y en otras, pueden aparecer manchas, acné, sarpullidos y hasta un cambio en la forma del rostro.

A continuación, te decimos cómo prepararte para enfrentar esos cambios y si ya los padeces, algunas formas en que puedes combatirlo o al menos, disminuirlo. Toma nota.

Cambios en la piel del rostro durante el embarazo

La piel del rostro durante el embarazo sufre varios cambios debido a las alteraciones hormonales propias de la etapa y de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU., estos son los más comunes:

1. Cloasma o manchas en la cara

Algunas mujeres presentan parches o manchas de color marrón o amarillento alrededor de los ojos y sobre las mejillas y la nariz. A esto se le llama "máscara de embarazo" pero el término médico es cloasma.

Este problema de la piel en las embarazadas es típico debido al aumento de los niveles de estrógeno y progesterona, una actividad hormonal fuera de lo común que provoca un aumento de la secreción de melanina por parte de los melanocitos, que son las células encargadas de fabricar el pigmento natural de la piel que no da un color bronceado.

Hay mujeres que son más propensas que otras a padecer manchas en la cara durante el embarazo, generalmente debido a la genética, el tono de la piel y la exposición al sol. Lo ideal para prevenirlo es protegerse con sombreros y ropa que cubra gran parte de la piel, además de un bloqueador solar. La mayoría de estos cambios en la piel del rostro durante el embarazo se desvanecen algunos meses después de dar a luz, pero si persisten, lo mejor es consultar al dermatólogo.

2. Sarpullido

Una pequeña cantidad de mujeres puede presentar un sarpullido en la piel del rostro y otras partes del cuerpo como el vientre, los muslos y brazos durante el tercer trimestre, generalmente a partir de las 34 semanas de embarazo. Aparecen manchas rojas que causan mucha comezón, a menudo en forma de grandes parches.

Se recomienda aplicar lociones y cremas para aliviar las molestias, pero se debe tener cuidado de no utilizar productos con perfumes ni lociones u otros químicos irritantes porque pueden hacer que la piel reaccione más. Lo ideal es visitar al médico en cuanto se detecten las molestias.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué sale una línea oscura en el vientre de las embarazadas?

3. Acné

Los cambios hormonales pueden causar un aumento de la grasa de las glándulas sebáceas de la piel, lo que favorece los granos y espinillas propios del acné. El problema suele empeorar si la mujer ya sufría de este problema de la piel antes de quedar embarazada.

Para mejorar el problema se recomienda usar jabones suaves que ayuden a aumentar la hidratación y mantener una rutina de higiene facial que incluya desmaquillarse diario antes de dormir y lavar la cara dos veces al día.

4. Cara más redonda

En la recta final del embarazo, los estrógenos y el cortisol modifican la distribución de las grasas del cuerpo, favoreciendo que se acumule líquido bajo la piel del rostro, lo que hace que algunas mujeres noten que su cara se vuelve más redonda e hinchada los días previos antes de dar a luz.

Sin embargo, se debe tener mucho cuidado con estas señales porque también podrían alertar preeclampsia, especialmente si también hay manos, pies y tobillos hinchados.

5. Rinitis del embarazo

Finalmente, otro de los cambios comunes en la cara de la embarazada ocurre en la nariz, pues hay una dilatación de los vasos sanguíneos que causa un problema llamado rinitis del embarazo. Se manifiesta con mucha resequedad, congestión, cambios en el tono de voz e incluso ronquidos.

Suele aparecer en el segundo trimestre de embarazo y para aliviarlo, se recomienda evitar ambientes muy secos o el uso de sustancias irritantes como perfumes e inciensos. Se debe tomar mucha agua y acudir al médico para que recomiende lavados nasales con productos especiales.

Los cambios en la piel del rostro durante el embarazo pueden ser muy leves o intensos y lo mejor siempre es acudir con el médico para conocer el verdadero significado de esas alteraciones y asegurar el bienestar propio y del bebé.

SIGUE LEYENDO: ¿Es seguro tomar antiácidos en el embarazo para reflujo y gastritis?


publicidad

publicidad

publicidad