publicidad

5 beneficios de que los bebés jueguen con pelotas
Embarazo y Bebé

5 beneficios de que los bebés jueguen con pelotas

Cuando los bebés juegan con pelotas no solo se divierten, también obtienen beneficios. Foto: PIKIST

Entre los beneficios de que los bebés jueguen con pelotas se encuentra una mejor coordinación, mayor fuerza muscular y autoestima

  • SUSANA CARRASCO
  • 20/10/2020
  • 11:52 hrs.

Estimular a los bebés por medio de juegos es una de las mejores formas de ayudarlos a tener un correcto desarrollo y en ese sentido, se ha demostrado que existen al menos 5 beneficios de que los bebés jueguen con pelotas.

Los juegos con pelota no solo le darán mucha diversión a tu pequeño, también favorecen su desarrollo cognitivo y físico.

(Foto: Pexels) 

Si quieres saber más al respecto, a continuación, te decimos todo lo que un simple juego con pelota puede hacer por el desarrollo de tu bebé y las razones por las que nunca debería faltar este juguete en casa para entretenerlo.

Beneficios de que bebés jueguen con pelotas

De acuerdo con Kidshealth, los bebés aprenden a jugar con la pelota aproximadamente entre los 12 y 18 meses de edad, que es la etapa en la que empiezan a tener más control con sus manitas, aunque será hasta los 3 años cuando puedan realizar juegos más complejos como lanzar y atrapar o patear.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué la "mamitis" en bebés es normal y hasta necesaria

Sin embargo, es indispensable que desde una etapa temprana, el bebé comience a tener contacto con pelotas y que poco a poco vaya aprendiendo a sostenerla o meterla en una canasta, pues este sencillo juego aporta los siguientes beneficios: 

(Foto: Freepik) 

1. Coordinación

Gracias al contacto con la pelota, el bebé puede ser capaz de controlar poco a poco el movimiento de sus manitas para tomar objetos con mayor precisión y coordinación. El juego de pelota también es muy estimulante para los bebés porque les ayuda a adquirir conciencia del factor espacio y movimiento, es decir, aprenden a situarse mejor.

Conforme el bebé va creciendo y logra botar la pelota o patearla, coordinará los movimientos de sus pies y manos a la vez que hace movimientos.

(Foto: Freepik) 

2. Músculos fuertes

Otro de los beneficios de que los bebés jueguen con pelotas tienen que ver con la fuerza y es que el simple hecho de levantar la pelota para intentar lanzarla o cambiarla de lugar, puede mejorar la movilidad de la parte superior del cuerpo, fortaleciendo articulaciones y músculos indispensables para caminar, correr y saltar.

Conforme el pequeño vaya creciendo, se recomienda ir cambiando los juegos, por ejemplo, acortar o aumentar la distancia de una forma alternativa para que el niño desarrolle mejor el concepto de fuerza.

(Foto: tomada de la web)

También es ideal poner una minicanasta para que intente meter la pelota, así no solo desarrollará fuerza, también mejorará la coordinación de su cuerpo y su puntería.

3. Vínculo fuerte

Si dedicas unos momentos al día a jugar a la pelota con tu hijo o simplemente rodándola de un lado a otro, ayudas a fortalecer el vínculo con tu pequeño, lo que no solo te hará sentir más unido a él o ella, sino que ayuda a que el bebé trabaje sus capacidades comunicativas y sociales y a que aprenda a compartir sus juguetes.

También hay posibilidad de que el niño juegue a la pelota con otros pequeños de su edad, lo que favorece que aprenda a interactuar de forma respetuosa y colaborativa con otros.

(Foto: tomada de la web) 

4. Mayor atención y concentración

Jugar a la pelota también puede motivar mucho al niño y generarle interés, lo que hace que enfoque toda su atención en lograr los objetivos del juego, que pueden ser tan sencillos como empujar la pelota, hasta levantarla para meterla en una minicanasta o patearla para que llegue a otro extremo de la habitación.

5. Autoestima

La organización Raising Children señala que permitir que un bebé o niño pequeño juegue con la pelota, aumenta su confianza y autoestima, especialmente si estamos ahí para aplaudir sus logros, pues los comentarios positivos le muestran que, si se esfuerza lo suficiente, será capaz de aprender nuevas habilidades que lo ayuden a cumplir con metas.

(Foto: Freepik) 

Recuerda que, a través del juego, los niños disfrutan y aprenden, lo que se traduce en un bienestar emocional que fortalece su autoestima y lo ayuda a crecer sano.

Ahora que ya conoces los beneficios de que los bebés jueguen con pelotas, asegúrate de comprar una que sea ideal para la edad de tu pequeño. En caso de que sea un bebé, lo mejor es optar por una pelota blanda que tenga texturas en la superficie y colores llamativos y poco a poco puedes ir adaptando el tipo de pelota a su etapa.

SIGUE LEYENDO: Estudio revela por qué hay más bebés que no tendrán muelas del juicio

(Con información de Vix, Eres mamá y Onsalus)


publicidad

publicidad

publicidad