publicidad

5 beneficios de las medias de compresión para los adultos mayores
Tercera Edad

5 beneficios de las medias de compresión para los adultos mayores

Se recomienda colocar las medias de compresión antes de salir de la cama por las mañanas. Foto: PINTEREST

Las medias de compresión son efectivas para evitar complicaciones por una mala circulación de las piernas o controlar las ya existentes

Las medias de compresión son una prenda indispensable en algunos adultos mayores, pues promueven el flujo sanguíneo de las piernas hacia el corazón, evitando múltiples complicaciones de salud. A continuación, te decimos los 5 beneficios de las medias de compresión y la forma correcta de utilizarlas.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., estas prendas conocidas también como medias de várices, aprietan suavemente las piernas para que la sangre circule hacia arriba.

Por ello, al tener venas varicosas, arañas vasculares o si se acaba de tener una cirugía, es probable que el médico recomiende el uso de medias de compresión. Pero sus beneficios van más allá de prevenir las molestas várices, también puede ayudar en otras molestias comunes de las piernas.

Beneficios de las medias de compresión

La insuficiencia venosa crónica es una patología cuya incidencia entre la población de la tercera edad es común. En ese sentido, Infosalus destaca que las medias de compresión tienen un efecto preventivo y terapéutico, ayudando a que la circulación sanguínea en las piernas mejore, evitando con ello problemas como:

1. Várices

La insuficiencia venosa crónica ocurre cuando hay un mal funcionamiento del sistema circulatorio, que muchas veces, se manifiesta con várices en las piernas.

(Foto: Pinterest) 

Cuando las venas pierden elasticidad y se deforman, las diminutas válvulas que impulsan la sangre hacia el corazón no cierran bien, lo que causa una acumulación de la sangre que aumenta de tamaño las venas y hace que se vean a primera vista.

TAMBIÉN LEE: 4 ejercicios ideales para adultos mayores con osteoporosis 

Las medias de compresión incrementan la circulación debido a la suave presión que ejercen, activando el sistema circulatorio e impidiendo que la sangre se estanque.

2. Hinchazón de las piernas

La acumulación de líquidos por estar mucho tiempo sentados o de pie puede causar hinchazón en las piernas, lo que se puede evitar fácilmente cuando se usa de manera correcta las medias de compresión todos los días.

3. Dolor y sensación de pesadez

Entre las molestias más comunes causadas por las várices se encuentran el dolor y picor, la sensación de hormigueo y la pesadez, lo que se puede controlar con el uso de las medias de compresión, pues comprimen las venas evitando que continúen dilatándose y almacenando sangre en su interior.

4. Coágulos y úlceras

Otro de los beneficios de las medias de compresión en adultos mayores es que pueden emplearse como medida de prevención de trombosis y úlceras.

Igualmente, previenen la formación de coágulos de sangre, principalmente después de una cirugía o lesión cuando se está menos activo. En caso de ya tener coágulos, se previenen complicaciones como el síndrome posflebítico, que causa dolor e hinchazón en la pierna.

5. Rozaduras

Las medias de compresión para las personas mayores también pueden proteger a la piel de las rozaduras causadas por la fricción al caminar, lo que, a su vez, evita la aparición de posibles úlceras y otras lesiones que podrían ser peligrosas en pacientes con otras enfermedades como diabetes. 

¿Cómo usar correctamente las medias de compresión?

Las medias de compresión tienen mayor efectividad cuando la persona está de pie o camina, por lo que lo ideal es colocarlas en la mañana antes de salir de la cama, pues es el momento en que las piernas están menos inflamadas y cuando se comenzará con las actividades diarias.

Para ponerlas, se debe sostener la parte superior de la media y enrollarla hacia abajo hasta el talón. Luego, poner el pie en la media, ajustarla bien y jalar hacia arriba, desenrollando sobre la pierna poco a poco.

Después de que la media llegue hasta la parte superior, se deben alisar las arrugas. Si se usan medias hasta la rodilla, éstas deben llegar a dos dedos por debajo de la curva de la rodilla.

En caso de que sea complicado ponerse las medias de compresión, se recomienda aplicar loción y dejar secar antes de colocarlas. También se puede usar talco para bebés o almidón de maíz para ayudar a que las medias de compresión se deslicen hacia arriba. Usar la talla correcta es indispensable para disfrutar de todos los beneficios de las medias de compresión, así que pide asesoría al respecto con tu médico. 

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo adaptar el baño para evitar caídas en personas mayores

(Con información de 65 y más, MedlinePlus e Infosalus)


publicidad

publicidad

publicidad