publicidad

3 prácticas que pueden dañar la cadera de un bebé
Embarazo y Bebé

3 prácticas que pueden dañar la cadera de un bebé

Al cargar a un bebé, se debe tener cuidado de no dañar el desarrollo de su cadera. Foto: freepic.diller en FREEPIK

Existen prácticas que sin saberlo, pueden dañar la cadera de un bebé o empeorar problemas ya existentes como la displasia

La cadera de un bebé puede desarrollar anomalías por diversas causas, siendo una de las más comunes la displasia de cadera, una afección de nacimiento que causa un disloque total o parcial. No obstante, algunos malos hábitos en casa también pueden dañar esta zona y por ello, es importante que los evites.

En el caso de la displasia de cadera, se sabe que es un padecimiento que puede ocasionar discapacidad permanente por osteoartritis y fracturas óseas.

Puede reconocerse porque hace que una pierna sea más larga que otra y si no se atiende, cuando comienza a caminar puede desarrollar cojera. De igual forma, en el cambio de pañales puede observarse que una cadera es menos flexible que la otra o porque se percibe un ligero chasquido.

Prácticas que dañan la cadera de un bebé

Aunque la displasia de cadera en bebés puede desarrollarse antes del nacimiento por factores como la genética, una posición de nalgas en el útero o un tamaño muy grande, también hay hábitos en casa que pueden causar un daño y afectar el buen desarrollo de esta zona del cuerpo de los pequeños, como:

1. Uso de andaderas

Diversas organizaciones especializadas en el tema advierten que las andaderas tienen más peligros que beneficios para los bebés.

La American Academy of Pediatrics señala que en primer lugar, las andaderas limitan la visión de los pequeños, lo que aumenta el riesgo de accidentes, golpes, caídas y hasta huesos rotos o lesiones graves en la cabeza. Entre sus peligros también destaca que puede facilitar la luxación de cadera.

TAMBIÉN LEE: 10 nombres cortos para bebé con un hermoso significado

2. Juntar sus piernitas al cargarlo

Para no dañar la cadera de un bebé, siempre debemos mantener sus piernitas abiertas y estiradas al cargarlo, sin importar si se sujeta con un canguro, un rebozo o los brazos. De lo contrario, el bebé puede sentirse incómodo y sufrir lesiones en su cadera o espalda.

3. Envolverlo como taquito

Hay quienes creen que es buena idea envolver a un bebé como taquito, es decir, con una tela que lo tenga bien apretado y sin posibilidad de mover sus bracitos ni sus piernitas. Pero cuando se tapa a un bebé con dicha técnica, se lesiona la cadera y aumenta la probabilidad de que el fémur se salga de su lugar, de acuerdo con el doctor Jay L. Hoeckner, experto en pediatría y desarrollo infantil.

Lo ideal para cargar a un bebé sin riesgo de dañar su cadera es usar un canguro que soporte bien su peso y que se adapte a su cuerpo. Es ideal que no tenga costuras resistentes, que sea de detalles acolchados y que esté confeccionado con tela que permita la ventilación.

Recomendaciones

En caso de que el bebé nazca con displasia de cadera u otros problemas en la zona, lo más importante es que lo revise el pediatra, pues el diagnóstico temprano es clave para prevenir complicaciones que le impidan caminar bien.

En algunos casos, los síntomas de estos problemas no se manifiestan hasta la adolescencia, pero cuando lo hacen, son mucho más intensos y causan complicaciones tan graves como la osteoartritis, desgarros, dolor en la ingle y sensación de inestabilidad en la cadera.

Mayo Clinic señala que es importante que, durante las consultas pediátricas de control, los médicos busquen señales de displasia de cadera, para ello, moverán las piernas del bebé en varias posiciones que ayuden a indicar si la articulación de la cadera está bien o no.

En casa, se deben evitar las prácticas que dañan la cadera de un bebé y, sobre todo, estar atentos a cualquier cambio en sus piernitas o molestia en la cadera.

SIGUE LEYENDO: ¿Cómo bañar a un bebé cuando hace frío? 

(Con información de Vix, Healthy Children y Mayo Clinic)


publicidad

publicidad

publicidad