publicidad

3 posturas básicas para cargar a un bebé recién nacido
Embarazo y Bebé

3 posturas básicas para cargar a un bebé recién nacido

Sea cuál sea la postura para cargar bebés recién nacidos que se elija, siempre se debe sostener su cabecita. Foto: PEXELS

Cargar a un bebé recién nacido no tiene por qué ponernos nerviosos si se usan las posturas correctas para sostenerlo sin lastimarlo

Cargar a un recién nacido puede ponernos nerviosos, especialmente cuando somos padres primerizos, pues el pequeño se ve tan frágil que parece que se nos escurrirá entre los brazos. Pero aunque no te consideres experto, puedes dominar esta habilidad con las 3 posturas básicas para cargar a un bebé recién nacido.

Lo más importante que debes tomar en cuenta es que debes sostener al bebé con mucho cuidado y delicadeza, realizando movimientos suaves pero al mismo tiempo, firmes.

(Foto: Pexels) 

En los primeros meses de nacido, es fundamental tener cuidado al cargar al bebé, pues todavía no es capaz de sostener su cabeza ni tener control sobre su frágil cuerpo, así que siempre toma en cuenta estas posturas.

Posturas para cargar a un bebé recién nacido

De acuerdo con el portal Bebés y Más, existen tres posturas básicas para cargar a un bebé recién nacido sin ponerlo en riesgo de caídas ni lesiones, toma nota:

1. Apoyado sobre el antebrazo

Se trata de una forma de cargar al recién nacido básica, ideal para principiantes. Simplemente se debe sostener al bebé y colocarlo sobre el antebrazo, boca arriba, con su carita mirando hacia ti.

(Foto: tomada de la web)

Cuando cargamos al bebé en esta posición, favorecemos un mayor contacto visual, podemos hablarle o cantarle y usar la otra mano para hacerle caricias en su cuerpecito o su carita. Sin duda, una postura que no puede faltar.

TAMBIÉN LEE: 5 habilidades que un bebé debe lograr en su primer año 

2. Apoyado sobre el antebrazo pero boca abajo 

Esta postura es muy cómoda para los bebés, además de que es sencilla. Simplemente debes sostener al bebé y acostarlo sobre tu antebrazo, tu otra mano debe sostener sus piernitas mientras que su carita se apoya en el interior del codo, mirando hacia afuera.

Con esta forma de cargar al recién nacido puedes calmarle algunas molestias físicas, principalmente los cólicos, ya que tu brazo hace una leve presión en su abdomen que sirve como un masaje.


(Foto: Pequeñín)

Es ideal levantarse y pasear un poco mientras se carga al bebé y balancearlo suavemente, así aliviaremos dolores abdominales y ayudaremos al pequeño a relajarse para dormir mejor.

3. En vertical y apoyado sobre el pecho

Solo debes sostener al bebé en posición vertical y recargarlo sobre tu pecho, aunque si decides cargar al bebé recién nacido con esta postura, asegúrate de sujetar siembre su cabecita con una de tus manos, recuerda que no tiene la fuerza suficiente para mantenerla erguida por si solo.

A menos que estés acostado, siempre deberás sujetar su cabeza y la parte superior de la espalda, ya que cualquier movimiento repentino podría hacerle cabecear de forma brusca.

(Foto: Vix)

Esta postura favorece el apego al estar en mayor contacto con el calor corporal de la madre o el padre y, de hecho, se pueden obtener más beneficios si el contacto se hace directo piel con piel, pues la Stanford Children’s Health señala que el idioma del amor de un recién nacido es el contacto físico.

El contacto piel con piel con esta postura para cargar recién nacidos provoca una sensación de bienestar tanto en el bebé como en los padres, ayuda a que el útero se contraiga en la recién mamá, brinda calor y comodidad al pequeño, ayuda a que llore menos y a que agarre mejor el pecho.

Otras recomendaciones al cargar un bebé recién nacido

Además de las posturas para cargar a un bebé recién nacido que te mencionamos, debes tener cuidado con otras recomendaciones al sostener a tu pequeño en brazos, como:

(Foto: tomada de la web)

-Evitar cargarlo con las manos sucias o muy frías.

-Decirle palabras bonitas al cargarlo, hablarle de forma suave y cariñosa y si es posible, cantarle para que se sienta seguro.

-Cargarlo siempre con distintos brazos y evitar que se quede en la misma postura por mucho tiempo, ya que podríamos causar deformidad en la cabeza o plagiocefalia.

-Sostener siempre su cabecita al levantarlo.

-No cargarlo con miedo ni inseguridad, se debe ser firme y al mismo tiempo, suave.

(Foto: Pexels)

Ahora que ya conoces las posturas para cargar a un bebé recién nacido, te aseguramos que no querrás dejar de tenerlo en brazos y no es para menos, esta maravillosa etapa no dura mucho tiempo, así que aprovéchala al máximo.

SIGUE LEYENDO: 10 nombres de bebé inspirados en la Navidad y su significado

(Con información de Bebés y Más, Guía Infantil)


publicidad

publicidad

publicidad