publicidad

3 consejos para enseñar a tus hijos a ser ordenados
Ser padres

3 consejos para enseñar a tus hijos a ser ordenados

Foto en portada: wallpaperflare

Puede costar un poco de trabajo y esfuerzo al principio, pero el trabajo tiene su recompensa y les puede ayudar más adelante en su vida

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 20/05/2020
  • 12:02 hrs.

La cuarentena ha hecho que los padres y madres de familia pasen más tiempo con sus hijos. Algunos de los menores se encuentran en la infancia y aún no les preocupa el tema del orden, sin embargo, se trata de una cuestión que les puede ayudar más adelante en su vida para todos lo ámbitos, por lo que es importante que sepas cómo enseñarles a ser organizados.

Aquí te dejamos tres tips para que les ayudes en este sentido.

Puedes leer: 3 maneras de hacer que los hijos se muevan y dejen el celular

3 consejos para enseñar a tus hijos a ser ordenados:

Es importante que sepas que puede costar un poco de trabajo y esfuerzo al principio, pero que el trabajo tiene su recompensa. Ayudarles a ser organizados puede facilitar la vida de los pequeños con y sin diferencias de aprendizaje y pensamiento.

Estos son tres tips para ayudarle a tu hijo/hija a ser organizado/a:

1) Enseñarles el calendario: Mientras más temprano les enseñes a escribir sus tareas importantes en un calendario impreso o digital y les animes a calcular cuánto tiempo se llevará realizando cada tarea, mejor.

"Después de que complete las tareas, pregúntale si el tiempo estimado fue correcto o no. Si es necesario, sugiérele ajustes para la próxima vez", mencionan los especialistas.

2) Enseñarles a mantenerse enfocados: Es una parte complicada, pues hay una edad en la que resulta complicado hacerles realizar una actividad que no quieren hacer. Sin embargo, los expertos mencionan que les puedes explicar este punto como el hecho de "hacer una tarea y seguir haciendo lo que tienen en su lista de pendientes a pesar de las distracciones".

"Una idea competitiva podría aparecer en la cabeza de tu hijo: "Tengo ganas de disparar algunos aros ahora". Enseña a los niños a desafiar ese impulso preguntándose "¿Eso es lo que se supone que debo hacer?", apuntan.

Puedes explicarles que después de cierto tiempo haciendo la actividad, pueden tomar un pequeño descanso para estirar un poco y después volver a la tarea que estaban haciendo.

Una vez que hayan terminado su tarea, permíteles volver a lanzar aros. Eso les enseñará que deben hacer sus pendientes y después podrán volver a hacer lo que quieren hacer.

"Hágales saber que mantenerse enfocado es difícil a veces, pero se vuelve más fácil con la práctica", explican los expertos

También te puede interesar: 5 tips para que tu hijo ponga atención en sus clases virtuales

3) Enséñales a hacer listas de pendientes: Como puedes ver, los puntos van de la mano. Si les enseñas a hacer un listado con las actividades que tienen que realizar y a tacharlas conforme las vayan acabando, les ayudarás a estar mejor organizados

Es importante que primero te asegures de que saben todos los pasos del encargo a realizar, pues si algo no les sale como quieren, se desesperarán y lo dejarán.

Puedes alentarlo a mantener esta lista en un lugar donde la pueda ver frecuentemente y verificar sus logros a medida que avanza para corregir desde etapas tempranas cualquier error que pudiera tener.

"Podría crearlo usando una aplicación de teléfono inteligente, escribirlo en una pizarra de borrado en seco en su habitación o imprimir una lista para que la lleve consigo durante todo el día", indican los especialistas

Los 3 desórdenes de atención más comunes en niños:

Es importante que sepas que existe una variedad de posibles trastornos de aprendizaje con los que una persona podría estar viviendo y la Asociación de Discapacidades del Aprendizaje de América identifica varios. Sin embargo, de acuerdo con la doctora y psicóloga infantil Jessica Myszak, hay tres que comúnmente se diagnostican y aquí te decimos cuáles son.

De acuerdo con Myszak, estos son los tres desórdenes de atención más comunes en los pequeños:

1) Dislexia: Se trata de un trastorno de aprendizaje que supone la dificultad para leer a raíz de problemas para identificar los sonidos del habla y para comprender cómo estos se relacionan con las letras y las palabras. Afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

2) Disgrafía: consiste en ciertas dificultades de coordinación de los músculos de la mano y el brazo, lo que impide a los niños dominar y dirigir el instrumento de escritura de la forma adecuada para escribir de forma legible y ordenada.

3) Discalculia: Se refiere a la discapacidad de aprendizaje específica que afecta la capacidad de un niño para comprender, aprender y realizar operaciones matemáticas y basadas en números.

Cabe resaltar que los desórdenes de aprendizaje se pueden corregir con servicios de educación especial o auxilio de un tutor que les ayude en las actividades y tareas vistas en el aula y que existe una ley contra su discriminación conocida como Sección 504.

Con información de understood.org, kidshealth.org, sumedico.lasillarota.com


publicidad

publicidad

publicidad