publicidad

10 razones para empezar a tejer en la tercera edad
Tercera Edad

10 razones para empezar a tejer en la tercera edad

Existen muchos beneficios de empezar a tejer en la tercera edad. Foto: Pixabay

Tejer en la tercera edad no solo distrae la mente, también puede retrasar el desarrollo de enfermedades reumáticas, demencia y depresión

  • SUSANA CARRASCO
  • 27/08/2020
  • 11:50 hrs.

Tejer es una actividad muy tranquila y relajante que actualmente practican jóvenes y ancianos. Consiste en confeccionar una tela entrelazando hilos a mano, con la ayuda de una o dos agujas que pueden ser de diferentes materiales. Pero ¿sabías que tejer en la tercera edad puede tener especiales beneficios para la salud física y mental?

Numerosos estudios han comprobado que existe más de una razón por la que una persona mayor debería empezar a tejer de manera regular, pues se trata de una actividad que no solo mantiene la mente ocupada, sino que puede incluso prevenir ciertos problemas de salud típicos de la edad avanzada.

Así que, si pensabas que tejer es algo aburrido, te decimos por qué deberías reconsiderarlo y aprovechar el tiempo libre para comenzar a practicarlo, especialmente si estás en la tercera edad.

Tejer en la tercera edad

Tejer en la tercera edad y en realidad en cualquier etapa de la vida es una de las mejores actividades que se pueden realizar, pues la ciencia ha demostrado que existen múltiples beneficios de entretenerse mientras se crean hermosas prendas o artículos de decoración confeccionando estambre con dos agujas, tales como:

1. Menos estrés y ansiedad

En momentos muy abrumadores, después de vivir experiencias traumáticas o al estar solos en casa, tejer puede ser un excelente salvavidas para mantener la mente ocupada y concentrada, ya que, con la repetición de los puntos, se consigue la llamada "respuesta de relajación", un efecto similar al que genera practicar yoga.

2. Un cerebro joven

Empezar a tejer de manera regular también contribuye a mantener el cerebro más joven, porque al entrelazar el estambre, aumenta la concentración y la actividad mental, lo que mantiene activas las neuronas.

TAMBIÉN LEE: ¿Cómo prevenir y tratar las llagas en adultos mayores?

3. Aumento de la felicidad

Hay evidencia científica del efecto de la dopamina, la hormona de la felicidad, en las personas mayores que suelen tejer constantemente, pues un estudio publicado en The British Journal of Occupational Therapy, señala que hasta el 81% de personas que tejen se sienten mucho más felices después de hacerlo y más de mitad, reporta estar "muy feliz".

4. Mejora la autoestima

Comprobar que eres capaz de conseguir hacer con tus manos hermosas creaciones que además pueden tener una utilidad en la vida diaria, es una de las mejores recompensas que sin duda, tiene un efecto positivo en la autoestima.

5. Menos problemas de articulaciones

Otro de los beneficios de tejer en la tercera edad es que los movimientos que se deben hacer contribuyen a prevenir problemas de movimiento en las manos, causado principalmente por molestias articulares tales como la artrosis, una enfermedad reumática asociada con el envejecimiento.

6. Reducción del sentimiento de soledad

Si se toman clases de tejido grupales, se fomenta la interacción entre personas mayores, lo que reduce el sentimiento de soledad y favorece el desarrollo de habilidades sociales.

7. Más fuerza de voluntad

La fuerza de voluntad y el espíritu de superación también mejoran al tejer en la tercera edad, porque cada día se buscará ser mejor y elaborar prendas más bonitas con nuevas técnicas. Además, si no sale algo a la primera, se tendrá que analizar lo que salió mal y volver a empezar, reforzando la fuerza de voluntad.

8. Los regalos nunca faltarán

Saber tejer en la tercera edad permite tener siempre un regalo perfecto para una persona amada, como una frazada bordada a mano, un suéter cálido o unos guantes. Dar algo hecho a mano sin duda es mucho más gratificante que comprarlo.

9. Retraso de la atrofia cerebral y la demencia

Un ensayo clínico retomado por CNN indica que aprender una nueva habilidad en la tercera edad, como tejer, ayuda a prevenir de forma significativa la atrofia cerebral y la demencia, pues la capacitación cognitiva que surge al empezar a tejer mejora las habilidades de razonamiento y la velocidad de procesamiento del cerebro hasta 10 años después.

10. Favorece la buena memoria

Finalmente, aprender a tejer en la tercera edad es una actividad única que involucra muchas áreas del cerebro, por lo que se mejora la memoria y la atención mientras se involucra el procesamiento visual-espacial, la creatividad y la resolución de problemas.

No lo dudes, empezar a tejer en la tercera edad o en cualquier etapa de la vida es una excelente decisión, pues además de aprender una nueva habilidad, obtendrás maravillosos beneficios para tu salud física y mental.

SIGUE LEYENDO: 7 beneficios del tai chi para los adultos mayores 

(Con información de Webconsultas)


publicidad

publicidad

publicidad