publicidad

Otros

Traje biónico ayuda en rehabilitación

El exoesqueleto es un aparato que permite a personas con debilidad en extremidades inferiores o parálisis, tener movimiento en superficies planas.

  • 03/12/2013
  • 10:54 hrs.

Ya se encuentra en México el primer aparato tecnológico de apoyo que sirve para mejorar la calidad de vida de personas con debilidad en las extremidades inferiores o con parálisis.

El denominado exoesqueleto es un traje operado por baterías, tiene la función de realizar movimiento a través de acciones específicas por medio de los pacientes o del uso de un controlador externo el cual se adapta a distintos pacientes dependiendo de su peso y talla.

La terapia física es una de las acciones que tiene como objetivo principal el exoesqueleto, se utiliza para reentrenar la marcha de las personas por medio de patrones, con asistencia completa de  un terapeuta, proporcionando sólo la ayuda que sea necesaria dependiendo del paciente.

Este tipo de traje no puede ser utilizado para cualquier persona, los pacientes deben presentar debilidad en las extremidades inferiores o presentar parálisis resultado de alguna lesión de médula espinal con deficiencia motora completa C7, Secuela de Evento Vascular Cerebral (EVC), hemiparesia, lesión cerebral adquirida  o esclerosis múltiple.

Otras condiciones que se deben tomar en cuenta para utilizar el exoesqueleto, son: pesar entre 60 y 100 kilogramos, tener una altura mínima de 1.60 y una máxima de 1.90 metros además de tener cerca del rango normal el movimiento en caderas, rodillas y tobillos.

Es por eso que para ser candidatos a utilizar el traje biónico, se tiene que examinar y ser aprobado por médicos y terapeutas los cuales darán luz verde para la realización de la terapia.

Otros beneficios inherentes al uso de esta tecnología se pueden observar en el aparato digestivo, sistema cardiovascular, sistema linfático y el sistema neuromuscular.

Esta tecnología llega por primera vez a México a través del Centro de Evaluación y Rehabilitación Biónica y Robótica (Clínica Cerebro), siendo el primer país en América Latina que cuenta con este traje para la realización de terapias.

En México, la primera paciente en utilizar este traje es Laura Ramírez de 29 años de edad, quien tras haber sufrido un accidente automovilístico y experimentar otro tipo de terapias durante más de 4 años y no tener ninguna mejoría visible,  lleva 3 meses con el uso del exoesqueleto y hasta la fecha ha podido caminar con ayuda de esta tecnología además de ver mejoras en su digestión, su frecuencia cardiaca  y tensión arterial.

 

 

publicidad

publicidad

publicidad