publicidad

Corazón

Tomar demasiado alcohol daña el corazón y las arterias

Los efectos a largo plazo del alcohol en el corazón pueden conducir a la miocardiopatía alcohólica

  • 16/12/2016
  • 11:53 hrs.
Es innegable que la línea entre la moderación y el exceso en la ingesta diaria de alcohol es fina y fácil de traspasar. Tomar bebidas alcohólicas en exceso no solo pone en peligro nuestra salud, tanto física salud (cirrosis hepática, accidentes cerebrovasculares, cáncer de mama…) como emocional (depresión), sino que además con el tiempo puede dañar el corazón y aumentar la presión arterial.

Presión arterial y el alcohol


El alcohol tiene efectos graves en el cuerpo y un impacto particular sobre la presión arterial alta. En un individuo sano, el corazón funciona bombeando sangre por el cuerpo a través de las arterias hacia los músculos y los órganos.

Cuando una cantidad excesiva de alcohol se consume, el corazón tiene que bombear una mayor cantidad para lograr que los órganos funcionen normalmente. Puesto que el corazón está bombeando a un ritmo acelerado, genera presión rápidamente, forzando su camino a través de las arterias.

Cuando hay demasiada presión, la presión sanguínea aumenta y puede hacer que las arterias se tensen o se rompan. Esto a la larga puede conducir a insuficiencia cardíaca debido a la tensión creciente. Además, el alcohol puede interferir con la eficacia de ciertos medicamentos para la presión arterial, lo que eventualmente puede elevar la presión sanguínea.

Enfermedad del corazón


El consumo excesivo de alcohol contribuye a la producción de grasas en la sangre llamadas triglicéridos. Con el tiempo, estas grasas se aclimatan alrededor de las arterias del corazón y causar problemas cardíacos como arritmias, dolor torácico y síntomas de insuficiencia cardíaca. Si se dejan sin tratar, los problemas cardíacos eventualmente pueden conducir a enfermedades del corazón.

Las perspectivas generales para una persona con enfermedad cardíaca no son buenas, ya que finalmente llevan a la muerte, a menos que pare completamente de beber.

Miocardiopatía alcohólica


Los efectos a largo plazo del alcohol en el corazón pueden conducir a la miocardiopatía alcohólica. Comúnmente vista en los hombres entre las edades de 35 y 50, esta enfermedad debilita el músculo cardíaco de manera que no puede bombear sangre con eficacia. Como efecto directo del alcohol sobre el músculo cardíaco, el corazón puede fallar con el tiempo y puede afectar a otras partes del cuerpo.

(Con información de infosalus.com)

publicidad

publicidad

publicidad