publicidad

Corazón

Sólo 50% de pacientes tiene buen tratamiento

La responsabilidad de respetar los tratamientos contra males cardiacos debe ser compartida entre el especialista y el paciente, dijo experto.

  • 18/09/2012
  • 10:25 hrs.

Tanto en México como en el mundo las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte junto con la diabetes, ocurriendo un infarto aproximadamente cada dos minutos, lo que se calcula provoca alrededor de 17 y medio millones de fallecimientos por año, alrededor de un fallecimiento cada dos segundos, dijo a SUMEDICO el doctor Xavier Escudero, especialista en cardiología clínica e intervencionista, a propósito de la conmemoración del Día Mundial del Corazón el próximo 29 de septiembre.

De acuerdo con el especialista, uno de los principales factores que aceleran e incrementan el número de incidentes cardiacos, además de la obesidad y enfermedades relacionadas, es el poco apego al tratamiento que tienen los pacientes que han sido diagnosticados con un mal coronario.

El especialista indicó que la falta de adherencia al tratamiento dictado por el médico es algo muy común entre los pacientes mexicanos y, “a mediano o largo plazo, puede tener consecuencias letales para éstos”.

Además, indicó que la responsabilidad de crear adherencia al tratamiento no sólo debe ser del paciente sino compartida con su médico, además, explicó que la adherencia depende también de otros factores como las propias indicaciones del especialista, el nivel socioeconómico del paciente y la edad, ya que entre adultos mayores es más común que varíe el apego, no obstante, fue enfático al señalar que “gracias a la adherencia que el paciente tenga con su tratamiento, el porcentaje de fallecimientos llega a descender hasta un 30%”.

Por otra parte, señaló que aproximadamente el 50% de los pacientes que son diagnosticados y acuden al médico con regularidad cuentan con un tratamiento adecuado, “lo que puede dificultar las cosas en cuanto a su salud”.

Es por ello que aseguró que la mejor estrategia es la prevención de estas enfermedades, “ya que se trata de problemas de salud que son silenciosos, por lo que atacan y van desarrollándose sin que el paciente lo note”, y explicó que existen dos maneras de contrarrestar sus efectos: “previniendo con una buena alimentación y buenos hábitos generales de salud y, en caso de padecerla, apegarse lo más posible al tratamiento, ya que en muchos casos, por diversas causas, éste es no sólo abandonado sino modificado porque no existe educación ni cultura de la salud”.

En ese sentido, hizo hincapié en la responsabilidad del médico sobre lo importante que es educar al paciente sobre la enfermedad que padece, hablar con él sobre su propia responsabilidad ante ésta y las posibles consecuencias de no adaptarse a su nueva realidad.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los principales factores que detonan las enfermedades cardiovasculares son:

“Esto en el sentido de los malos hábitos, porque ya en cuestión de enfermedades correlativas podemos encontrar hipertensión, dislipidemia, diabetes y obesidad; factores que, en conjunto, son responsables del 80% de las enfermedades cardiovasculares”, explicó.

Finalmente, indicó que para prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares es importante tomar en cuenta factores sencillos que pueden ayudar a salvar vidas:

  • Apego al tratamiento
  • Actividad física
  • Dieta saludable

“Estas acciones no sólo ayudarán a prevenir estas enfermedades sino que, si el paciente ya las padece, le ayudarán a tener una mejor calidad de vida. Para eso se conmemora el Día Mundial del Corazón, para que la gente pueda conocer más al respecto y se eduque sobre las consecuencias, posibilidades y tratamientos, además de estrategias de prevención”, concluyó.

publicidad

publicidad

publicidad