publicidad

Otros

Sí existe el "olor a viejo"

El olor natural del cuerpo pasa por varias etapas que dependen de los cambios en la composición química a medida que envejecemos.

  • 16/12/2014
  • 09:38 hrs.

 El aroma del cuerpo humano varía conforme pasan los años, por ello científicos descubrieron que el olor a viejo sí existe.

 
En un estudio, los investigadores hicieron que jóvenes olieran el aroma de cuerpos de todas las edades, después se les pidió que evaluaran dichos olores, los cuales fueron capaces de distinguir.
 
Así, los participantes calificaron el olor a viejo como “menos intenso y desagradable” que el olor joven, descrito como “más intenso”. 
 
La etiqueta que se asigna a un olor es un predictor importante de la agradabilidad y que puede convertir un olor neutro o no marcado como un olor muy negativo. Por lo tanto, es probable que los olores corporales procedentes de las personas mayores hubieran sido calificados como negativos si los participantes supieran la edad de las personas que estaban oliendo.
 
Uno de los investigadores comentó que el olor natural del cuerpo pasa por varias etapas que dependen de los cambios en la composición química a medida que envejecemos. 
 
Algunos cambios similares se han reportado para varias especies animales y se cree que existe para facilitar la discriminación por edad de un individuo sobre la base de los olores corporales. 
 
Se ha buscado determinar si los seres humanos son capaces de discriminar entre el olor corporal de los seres humanos de diferentes edades.
 
Se tomaron muestras de olor de tres diferentes grupos de edad: de mediana edad (45 a 55 años), de vejez (75-95 años) y jóvenes (20-30 años), el estudio analizó a 41 jóvenes participantes, quienes tenían que calificar los aromas.
 
Los olores pertenecientes al grupo de vejez, fueron calificados como los menos intensos y menos desagradables que los juveniles. Del mismo modo, los participantes fueron capaces de asignar correctamente las etiquetas de edad a los olores corporales procedentes de las personas adultas, pero no a los olores corporales procedentes de otros grupos de edad. 
 

publicidad

publicidad

publicidad