publicidad

Otros

Secuenciación genética permitirá vida más sana

Conocer las cadenas genéticas de virus, bacterias, células y ecosistemas completos, pueden ayudar a curar y prevenir diversas enfermedades

  • 17/10/2012
  • 12:25 hrs.

Enfermedades como el cáncer, la diabetes  la obesidad tienen una importante carga genética, contra la que no puede trabajarse para prevenir o evitar, como el pertenecer a una raza mestiza, y otros factores ambientales a los que tampoco se les puede hacer frente de forma personal, lo que provoca que cada día haya más diagnósticos de diversas enfermedades, y en muchos casos (del 40 al 70%), ya estén avanzadas.

Para tratar de combatir estos factores no modificables, la ciencia y la tecnología se han unido con la genética para descubrir exactamente qué es lo que está causando el aumento en el riesgo de desarrollar estas enfermedades por medio de la secuenciación genética del ADN de las personas, de los virus, las bacterias y las células como las del cáncer.

En conferencia, Patricia Ostrosky, investigadora de la facultad de Ciencias Médicas de la UNAM, indicó que estos estudios genéticos no se limitan a las células humanas, sino que permiten identificar hasta las mutaciones de los virus como el AH1N1, “este año descubrimos que la vacuna generada a partir del 2009, ya no servía porque la cepa era totalmente distinta”, o incluso estudiar ecosistemas completos en  la ecología.

La científica refirió que un estudio genético multidisciplinario, es decir que analice el ADN humano, de virus y bacterias, así como el de las regiones del ambiente en el que los organismos se desenvuelven, permitirán analizar tanto los factores de riesgo que cada quien tiene, así como los factores externos y así brindar un análisis muy completo a cada persona que le permita identificar exactamente qué necesita prevenir trabajar o evitar para mantenerse sano.

Aplicaciones en el cáncer

Los expertos creen que es en el cáncer en donde más alcance puede lograrse, porque las terapias actuales para combatir la enfermedad son aún muy tóxicas para los pacientes, y en muchos casos la enfermedad reincide.

“Al conocer exactamente las cadenas genéticas, sabremos con exactitud que micro partícula de qué gen está dañando al paciente y atacar particularmente a ese protón o partícula y así las enfermedades pueden resolverse mucho más pronto y con una toxicidad significativamente menor para el paciente”, dijo el investigador.

¿Cómo se realiza la secuenciación?

Para lograr conocer las respuestas exactas y personalizadas, se necesita tan solo un día o menos por estudio, “el proceso consta de analizar el DNA, la sustancia genética que está presente en todas las células, por medio de su ph”.

Se toma la muestra y se coloca en unos chips que envían la información a una serie de computadoras personales que se unen en un gran sistema y va analizando el ph y el compuesto de las micropartículas que lo componen,  es como si les tomara muchas fotos a los núcleos o nucleótidos y en la pantalla nos muestra la secuencia ABCG”, explicó Eric Vennemeyer, gerente regional de marketing para análisis genética.

Todo el material genético se obtiene con concentraciones de PH, “es realmente un estudio muy sencillo, pero que no se había realizado y el alcance que tiene es enorme, dijo José Tapia Ramírez. profesor-Investigador Cinvestav 3C y Coordinador General de Servicios Experimentales.

Actualmente en México se cuenta con dos equipos secuenciadores, y están los Institutos Nacionales de Cáncer y de Neurología, próximamente se piensa equipar con esta herramienta al de pediatría y nutrición, al Cinvestav y a la UNAM en sus unidades de biotecnología y biomédica, biología y ecología.

Y aun cuando haya un número limitado de unidades, todos los expertos que necesiten hacer uso de ellas, podrán acercarse con las instituciones que las tengan, dijo Ostrosky, y al respecto Sandra Balladares, directora de Life Tecnologíes, empresa que desarrollo la tecnología, mencionó que para que sea tengan los mejores resultados, el equipo debe ser usado por:

  • Ingenieros biomédicos que indiquen la forma de uso
  • El experto que realizará la prueba
  • El genetista que la interpretará
  • Los expertos en sistemas que verifican el correcto funcionamiento y comunicación entre todas las computadoras que trabajan en conjunto para arrojar el resultado en pantalla

Finalmente, el doctor Tapia indicó que para tener los resultados correctos, la prueba debe realizarse entre tres y 20 veces para identificar que no hay variaciones en los datos que arroja la máquina.

El costo del equipo que se tiene en México (Ion Proton) es de 250 mil dólares, y cada prueba para el genoma humano cuesta 60 mil dólares (en la que se analizan tres millones de nucleótidos).

Al ser una prueba muy cara, los desarrolladores indicaron que es preciso que los gobiernos, en especial los de países en vías de desarrollo como los de América Latina, trabajen en legislaciones que les permitan absorber este tipo de inversiones que garantizarán una mejor calidad de vida en su población, tanto para curas como para prevención.

publicidad

publicidad

publicidad