publicidad

Otros

¿Sabes cuándo estás deprimido?

Especialista dijo en SUMEDICO Radio que es posible distinguir la tristeza de esta enfermedad mental, cuando la vida del paciente se ve alterada.

  • 08/10/2012
  • 13:25 hrs.

Algunas veces las personas sienten que están bajas de ánimo, pero muy pocas perciben en el momento indicado, cuando se trata de depresión y cuando es una tristeza pasajera, dijo en SUMEDICO Radio la psicóloga Norma Contreras.

Para la especialista,  “la depresión es un estado fisiológico orgánico y psicológico, en el que la gente no puede contactar con un estado de placer, relajamiento o bienestar y plantea rechazo a emprender cosas nuevas, hacer cosas que le gustan y que su  vida diaria se ve afectada negativamente”.

Contreras señaló que un paciente puede diferenciar la tristeza de la depresión porque en e el primer caso se sabe que es un dolor causado por un evento o recuerdo en particular, que con el tiempo va disminuyendo, mientras que cuando se trata de la enfermedad mental, no hay recuperación al pasar del tiempo, sino que el dolor y malestar se prolongan y tampoco se puede identificar la causa del “bajón emocional”.

La depresión puede ser leve o severa, “cuando es ligera sabemos que hay desánimo pero seguimos funcionando y no afecta a terceras personas, pero cuando ya afecta a otros o nos impide realizar nuestras actividades ya es severa y momento de pedir ayuda”, dijo la psicóloga.

Asimismo señaló que es normal que todas las personas pasemos por etapas de tristeza o que nos hagan sentirnos bajos de ánimo, y que en caso de no lograr superarlo solos, primero es necesario buscar ayuda psicológica para tratar de encontrar la causa, por la que estamos sintiéndonos mal y tratemos de encontrar soluciones.

Pero en caso de no lograr superarlo ni con el apoyo profesional, entonces buscar ayuda con el médico psiquiatra para que recete algún fármaco, “es importante trabajar introspectivamente y no correr por una pastilla para sentirnos mejor, el fármaco nos devolverá la funcionalidad, pero no va a resolver el problema que nos causó la depresión”, afirmó.

Otras de las actividades que pueden ayudar a resolver este tipo de problemas o actuar prevenitvamente, dijo la psicóloga son:

  • Talleres de autoayuda con temas específicos
  • Terapias individuales o colectivas
  • Grupos de autoayuda
  • Retiros

El dinero, la mayor preocupación del mexicano

En el caso mexicano, la especialista señaló que los factores económicos son los que más depresión causan, seguido por la sensación de inseguridad por las tragedias que se conocen día a día y finalmente las cuestiones familiares como tener hijos adolescentes o pasar por un proceso de divorcio o separación.

Y las causas de consulta cambian en tiempo y causa entre hombres y mujeres, “los hombres acuden hasta que detectan que están muy distraídos y que no pueden concentrarse en sus actividades o que ya no pueden realizarlas, mientras que las mujeres acuden de inmediato ante la sensación de tristeza porque contactan más con sus sentimientos y les cuesta menos trabajo hablar de ello”.

En cuanto a la duración del proceso, variará de acuerdo con cada caso, pero según Contreras, el saber qué es lo que está causando la depresión, y llegar a trabajar algo en concreto, con tres meses de acompañamiento, las personas logran superar su problema emocional.

Pero cuando empiezan a salir otras cosas y la causa está más oculta, el proceso puede alargarse mucho más allá.

Para evitar este tipo de complicaciones, la psicóloga recomendó revisarse introspectivamente en algunos periodos en la vida, especialmente si hay algún síntoma como insomnio, “a veces pensamos que estamos muy bien pero no logramos dormir, eso es una alerta de algo que podríamos no haber detectado”, dijo.

Asimismo indicó que la depresión no solo se muestra con la incapacidad de hacer cosas o divertirse, sino que incluso hay depresión maniaca, en la que las personas prefieren llenarse de actividades y no dejar ni un segundo libre para no hacer contacto con su interior y esta fase de la enfermedad mental también requiere de atención.

Finalmente recomendó tomarse unos minutos de vez en cuando para mirarse a sí mismo y hacer un ejercicio de cómo se siente la persona consigo mismo en lugar  de tener pánico de quedarse en su propia compañía.

 

publicidad

publicidad

publicidad