publicidad

Corazón

Riesgo al corazón con bebidas energizantes

El alto contenido de cafeína y taurina en esta gama de productos puede ocasionar problemas al corazón.

  • 03/12/2013
  • 10:49 hrs.

Las bebidas energizantes dicen dar una dosis extra de energía revitalizadora para cuerpo y mente, estudios recientes de la sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA)  alertan de los daños y complicaciones a la salud como lo es el aumento del ritmo cardiaco al consumir dichos líquidos.


En la Universidad de Bonn (Alemania) se midió el efecto de esos productos y cómo afectaban la función cardiaca en adultos sanos, quienes al beberla presentaron un aumento de contracciones en el corazón una hora después de su toma.

El estudio tuvo a 18 participantes (15 hombres y 3 mujeres) con una edad promedio de 27.5 años, se sometieron a una resonancia magnética cardiaca antes y una hora después de consumir una bebida energética que contenía taurina (400 mg/100 ml) y cafeína (32 mg/100 ml).

Al comparar imágenes antes y después de consumirla los resultados mostraron un aumento a corto plazo sobre la contractilidad cardíaca (habilidad del músculo cardíaco para contraerse) en el ventrículo izquierdo del corazón quien es responsable recibir la sangre oxigenada de los pulmones y la bombea a la aorta, que a su vez la distribuye en todo el resto del cuerpo. Estos cambios en la contractilidad podrían desencadenar arritmias cardiacas.

La mayoría de dichas bebidas contienen taurina y cafeína, la doctora Dörner advirtió que "la cantidad de cafeína es hasta tres veces mayor que en otras bebidas como el café o el refresco de cola. Hay muchos efectos secundarios asociados con un alto consumo de cafeína, incluyendo un aumento de la frecuencia cardíaca, palpitaciones, aumento de la presión arterial y en los casos más graves, convulsiones o la muerte súbita".

Un informe de 2013 de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental demuestra que en los Estados Unidos del 2007 al 2011, el número de urgencias relacionadas con el consumo de bebidas energéticas casi se duplicó, pasando de 10 mil 068 a 20 mil 783. La mayoría de los casos fueron identificados entre los pacientes de 18 a 25 años de edad, seguidos de los de 26 años a 39.

Bajo la categoría de "suplemento alimenticio",  el consumo de este tipo de líquidos no tiene una regulación y por tanto no se indica la cantidad de cafeína en la porción. Antes de beberla, se recomienda  hablar con el médico para saber los riesgos.

(Con información de: Univisión)

publicidad

publicidad

publicidad