publicidad

Quedarnos en casa podría afectar nuestro sistema inmune
Covid-19

Quedarnos en casa podría afectar nuestro sistema inmune

Foto en portada: publicdomainpictures

Es el mejor método de prevención, pero también podría afectarnos...

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 23/05/2020
  • 14:31 hrs.

Quedarnos en casa es la mejor manera de evitar el contagio del nuevo coronavirus covid-19. Sin embargo, también podría traer problemas para nuestro sistema inmune, ya que nos priva de los rayos del sol, que pueden ayudar a fortalecer nuestros huesos y dientes (en cantidades reguladas).

La vitamina D, que es un nutriente que obtenemos a través de la dieta y por síntesis en la piel tras la exposición a los rayos ultravioleta B, tendría mucho que ver.

El sistema inmune defiende nuestro cuerpo de organismos invasores, promoviendo inmunidad protectora mientras se mantiene la tolerancia a uno mismo:

"Las implicaciones de la deficiencia de la vitamina D en el sistema inmune se ha vuelto más clara en los últimos años y en el contexto de deficiencia de vitamina D, parece haber una mayor susceptibilidad a la infección en un huésped genéticamente susceptible a la autoinmunidad", mencionan los Institutos Nacionales de Salud en un comunicado.

Puedes leer: Ganancia de peso, uno de los efectos de la cuarentena

Los efectos del aislamiento social:

Se sabe que el estar "guardados" en casa puede derivar en problemas de salud.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal Perspectives on Psychological Sciencela soledad y el aislamiento social son dos veces más perjudiciales para la salud física y mental que la obesidad:

"La falta de conexión social aumenta los riesgos para la salud tanto como fumar 15 cigarrillos al día o tener un trastorno por consumo de alcohol", explica la doctora y profesora de psicología y neurociencia en la Universidad Brigham Young, Julianne Holt-Lunstad, quien fungió como coautora de dicha indagación.

Hace poco, la Secretaría de Salud también informó los efectos de estar largos periodos de tiempo en casa y entre ellos se encontraban cansancio y fatiga, cambios en los patrones de alimentación, aumento de peso por la inactividad, sensación de lentitud física y mental y cambios en el ciclo de sueño.

foto: https://coronavirus.gob.mx/2020/03/18/conferencia-18-de-marzo/

Todo esto puede llegar a afectarnos por los efectos secundarios que tienen la fatiga, la obesidad y el insomnio.

El sistema inmune y el covid-19:

Hay que resaltar que un estudio publicado en marzo y que lleva el nombre de "Infección por covid-19: las perspectivas sobre las respuestas inmunes", señala que la infección por SARS-CoV-2 se puede dividir en tres etapas:

+ Etapa I: período de incubación asintomático con o sin virus detectable

+ Etapa II: período sintomático no grave con presencia de virus

+ Etapa III: periodo sintomático respiratorio severo con alta carga viral

"Clínicamente, las respuestas inmunes inducidas por la infección por SARS-CoV-2 son de dos fases. Durante la incubación y las etapas no severas, se requiere una respuesta inmune adaptativa específica para eliminar el virus y evitar la progresión de la enfermedad a etapas severas", explican los autores, quienes continúan:

"Para el desarrollo de una respuesta inmune protectora endógena en las etapas de incubación y no severa, el huésped debe tener una buena salud general y un fondo genético apropiado que genere inmunidad antiviral específica"

Por su parte, otra investigación  menciona que el sistema inmune tiene un papel en la disminución y la muerte de las personas infectadas con el nuevo coronavirus. Además de que podría no solo ser el virus el que devasta los pulmones y mata a la gente.

"Más bien, una respuesta inmune hiperactiva también podría enfermar gravemente a las personas o causar la muerte. Algunas personas que estaban gravemente enfermas con covid-19 tenían niveles altos de proteínas en la sangre llamadas citocinas", detallan los científicos

A principios de mayo, la gerontóloga del Trinity College de Dublín, Rose Kenny, publicó datos que señalan que las poblaciones europeas que tienen las tasas de mortalidad más altas de covid-19, poseen los niveles más bajos de vitamina D.

Su investigación, publicada en el Irish Medical Journal, habla sobre la vitamina D, la inflamación y sus potenciales implicaciones para la severidad de covid-19.

"Realizamos una búsqueda literaria del estatus de la vitamina D en países/áreas de Europa que fueron afectadas por la infección de covid-19. Las naciones fueron seleccionadas por la severidad de la infección (alta y baja) y se limitaron a encuestas nacionales o, donde no se encontraba disponible, a las áreas geográficas dentro del país que fueron afectadas por la infección", menciona Kenny.

"Los datos de infección y mortalidad fueron recopilados de la Organización Mundial de la Salud (OMS)", indica la especialista

Su conclusión fue que optimizar el estatus de la vitamina D a las recomendadas por las agencias de salud públicas nacionales e internacionales tendrá beneficios para la salud de nuestros huesos y beneficios potenciales para la situación del covid-19.

"Hay una hipótesis biológica fuerte, plausible e información que continúa evolucionando que apoya el rol de la vitamina D en el covid-19", señala Kelly

Estar encerrados podría hacer que perdamos vitaminas esenciales para nuestra buena salud y ello repercutiría en nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, sigue siendo la mejor manera de evitar el contagio del nuevo coronavirus.

Hasta que la Secretaría de Salud indique que se puede salir a la calle, quédate en casa.

También te puede interesar: Identifican tipo de personas potencialmente inmunes al covid-19


publicidad

publicidad

publicidad