¿Qué es la hipoacusia súbita que sufre Sergio Mayer?

El exdiputado contó su estado de salud y dijo que ha perdido la audición en su oído izquierdo

Sergio Mayer concedió una entrevista a Radio Fórmula donde explicó que perdió por completo la audición del oído izquierdo debido a que padece hipoacusia súbita. El exdiputado federal también contó que este padecimiento podría ser irreversible pero ya está trabajando en recuperar la audición de su oído izquierdo.

¿Qué es la hipoacusia súbita que sufre Sergio Mayer?

También detalló su parte médico donde dijo que tuvo hipoacusia súbita, luego esofagitis viral aguda, dolor en esófago lo que le provocó una insuficiencia renal aguda.

imagen-cuerpo

(Foto: Twitter @SergioMayerb)

¿Qué es la hipoacusia súbita que sufre Sergio Mayer?

Los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos señalan que esta enfermedad también conocida como sordera súbita, se produce como una pérdida rápida e inexplicable de la audición, ya sea de pronto o en el transcurso de unos días. La sordera súbita ocurre porque algo no funciona en los órganos sensoriales del oído interno. Esta enfermedad frecuentemente sólo afecta un oído.

Las personas con sordera súbita a menudo descubren que han perdido la audición al despertarse por la mañana. Otros primero lo notan cuando intentan usar el oído en el que han perdido la audición, como al usar el teléfono. Mientras tanto, otras personas sienten un fuerte sonido explosivo justo antes de perder la audición.

Las personas con este trastorno también pueden advertir algunos síntomas como sensación de llenura en el oído, mareos y un timbre o zumbido en los oídos.

imagen-cuerpo

(Foto: Freepik)

Es fundamental acudir de inmediato al médico cuando se padece esta enfermedad

A veces, las personas con sordera súbita no consultan al médico enseguida porque piensan que su pérdida de audición se debe a alergias, sinusitis, cera que tapa el conducto auditivo, u otros problemas médicos comunes. Sin embargo, los síntomas de sordera súbita se deben considerar como una emergencia médica y las personas con sordera súbita recuperan parte o toda su audición espontáneamente, por lo general en el transcurso de una a dos semanas desde el inicio de los síntomas, retrasar el diagnóstico y el tratamiento puede disminuir la eficacia del tratamiento.

Recibir tratamiento de manera oportuna aumenta en gran medida la posibilidad de que se recupere al menos parte de la audición.

Una enfermedad poco común

Los expertos calculan que, cada año, la sordera súbita afecta a entre una y seis personas de cada 5 mil. Sin embargo, la cantidad real de nuevos casos anuales podría ser mucho mayor, ya que este trastorno a menudo no se llega a diagnosticar. Esta enfermedad le puede ocurrir a personas de cualquier edad, pero con mayor frecuencia afecta a adultos de alrededor de 45 a 55 años.

¿Qué causa la hipoacusia súbita?

Son diversos los trastornos que pueden causar hipoacusia súbita, pero solo alrededor del 10 por ciento de las personas diagnosticadas tienen una causa identificable.

Algunos de estos trastornos son: 

  • infecciones 

  • trauma en la cabeza

  • enfermedades autoinmunitarias

  • exposición a ciertos medicamentos para tratar el cáncer o infecciones graves

  • problemas de circulación de la sangre

  • trastornos neurológicos, como la esclerosis múltiple y 

  • trastornos del oído interno, como la enfermedad de Ménière.

  • La mayoría de estas causas vienen junto con otros problemas médicos o síntomas que llevan al diagnóstico correcto. Otro factor que se debe considerar es si la pérdida de audición ocurre en uno o ambos oídos. Por ejemplo, los tumores en el nervio auditivo deben descartarse como la causa si la sordera súbita ocurre solo en un oído. En cambio, una enfermedad autoinmunitaria puede causar sordera súbita en uno o ambos oídos. 

    La hipoacusia súbita puede presentarse de manera repentina por lo que es fundamental conocer las señales que pueden alertar esta enfermedad para acudir inmediatamente al médico.

    Sigue leyendo: "Mi mamá comenzó con mucha fiebre. Luego fallaron todos sus órganos" 

    (Con información de: NIH y Mayo Clinic)