publicidad

¿Qué es el doomscrolling y cómo podría afectarnos?
Covid-19

¿Qué es el doomscrolling y cómo podría afectarnos?

Foto en portada: pxhere

Lo que vemos y escuchamos en noticias y redes sociales puede afectar nuestra salud y estado de ánimo

  • ADRIÁN AGUIRRE
  • 18/07/2020
  • 11:45 hrs.

No es ningún secreto que lo que vemos en las noticias y en nuestras redes sociales repercute en la manera en la que no sentimos, pero una tendencia que se ha vuelto común durante la pandemia de covid-19 podría afectarnos aún más: el "Doomscrolling".

¿Qué es el "Doomscrolling"? La palabra "Doom" se puede traducir como "fatalidad", "catástrofe" o "perdición" y "scrolling" como "navegación", por lo que se le llama "Doomscrolling" a la tendencia de continuar navegando o desplazarte por las malas noticias a pesar de que sean deprimentes, desalentadoras o tristes.

Puedes leer: Angustiarte podría hacerte más vulnerable al covid-19

Covid-19 y "Doomscrolling": ¿Cómo nos afectan las malas noticias?

Pongámonos en una situación actual: la de la pandemia de coronavirus, por ejemplo. Una consulta rápida en Google para covid-19 arroja más de mil millones de resultados.

La expectación causada por esta enfermedad y las noticias casi diarias de reportes de personas infectadas han paralizado al mundo entero, e incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra elaborando reportes diarios sobre la situación de dicho malestar.

Nos basta con mover un dedo para ingresar en el "trend" y acceder a más información al respecto, pero esto podría repercutir en tu estado de ánimo y aquí te decimos la razón.

De acuerdo con el doctor Graham C.L. Davey, quien realizó un estudio en 1997 para analizar los efectos psicológicos que tenían las personas al ver noticias negativas, todos aquellos que miraron el boletín de "malas noticias" reportaron estar significativamente más ansiosos y tristes después de observarlo que las personas que vieron el boletín de noticias positivo o neutral.

"Lo que fue más interesante fue el efecto que tuvo ver las noticias negativas en las preocupaciones de la gente. Le pedimos a cada participante que nos dijera cuál era su principal preocupación en ese momento, y luego les pedimos que pensaran en esta preocupación durante una entrevista estructurada. Descubrimos que las personas que habían visto el boletín de noticias negativas pasaban más tiempo pensando y hablando sobre su preocupación y tenían más probabilidades de catastrofizarla", explica Davey.

También te puede interesar: Confiamos más en nuestro celular que en doctores

Bajo ese contexto, hay que recordar que aproximadamente el 8% de los niños y adolescentes experimentan un trastorno de ansiedad y la mayoría de las personas desarrollan síntomas antes de los 21 años. Sin embargo, solo alrededor de un tercio de las personas que padecen un trastorno de ansiedad reciben tratamiento, a pesar de que son altamente tratables.

Este sentimiento, en ocasiones, resulta parte normal de nuestra vida, pero las personas con trastorno de ansiedad generalizada se preocupan extremadamente o se sienten muy nerviosas por algo.

Aún antes de la aparición del covid-19, la ansiedad se consideraba uno de los problemas de salud mental más comunes en el mundo, pero ahora, teniendo en cuenta que te puedes contagiar hasta en el transporte público, el impacto que ha tenido covid-19 en los medios y el hecho de hacer "Doomscrolling", la salud mental de la gente podría estar en riesgo.

Redes sociales impactarían en nuestro estado de ánimo:

Las redes sociales se han convertido en uno de los medios que tenemos para estar informados, pero también podrían afectar nuestro estado de ánimo.

Científicos canadienses llegaron a la conclusión de que las redes sociales son más peligrosas para la salud de los adolescentes que la televisión y los videojuegos, ya que las apps que tanto nos encantan se asocian con un aumento de los síntomas de la depresión.

Esta investigación, publicada en el Journal JAMA Pediatrics, indica que luego de que se revisaran los resultados de un estudio a largo plazo involucrando a casi cuatro mil jóvenes se descubrió que el impacto negativo de los dispositivos electrónicos está relacionado directamente con peculiaridades de su uso.

"En este estudio de cohorte de 3826 adolescentes, se encontró una asociación dentro de la persona, basada en medidas repetidas, entre los medios sociales y el uso de la televisión con síntomas de depresión en la adolescencia. Las variables independientes fueron las redes sociales, la televisión, los videojuegos y el uso de la computadora. Los síntomas de depresión fueron los resultados, medidos utilizando el Inventario de Síntomas Breves", se puede leer en el texto original.

Ahora bien, si consideramos lo que es el Doomscrolling, podríamos estar expuestos a mucha información "negativa".

El Doomscrolling podría incrementar tus niveles de ansiedad, preocupación y tristeza, por lo que es importante "desconectarte" de las noticias malas por periodos de tiempo y enfocar tu atención en otros temas. Estar informados es importante, pero todo en exceso es malo y el centrarte únicamente en noticias negativas podría tener repercusiones en tu estado de ánimo.


publicidad

publicidad

publicidad