¿Puede el coronavirus provocar diabetes de nueva aparición?

En noviembre de 2020 un análisis global reveló que hasta el 14.4% de los hospitalizados por covid grave también desarrollaron diabetes.

Una de las consecuencias del coronavirus podría ser la aparición de la diabetes, y aunque se necesita una mayor investigación al respecto, algunas personas ya están experimentando este último padecimiento luego de superar la infección de covid-19.

¿Puede el coronavirus provocar diabetes de nueva aparición?

De acuerdo con la Ohio State University, para algunos individuos, sobrevivir al coronavirus puede ocasionar problemas médicos duraderos, entre los que se incluye la diabetes de nueva aparición.

Hay que recordar que la diabetes es una afección que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre es demasiado elevado. ¿Puede la infección causada por el SARS-CoV-2 provocar la aparición de la diabetes?

imagen-cuerpo

¿Puede ser la diabetes una de las consecuencias del coronavirus?

Los datos indican que hay algo ahí y que la diabetes puede ser una de las consecuencias del coronavirus. En palabras de la Universidad Estatal de Ohio, en noviembre de 2020 un análisis global que se publicó en el journal Diabetes, Obesity & Metabolism reveló que hasta el 14.4% de los hospitalizados por covid-19 grave también desarrollaron diabetes.

Dicha institución educativa resalta que tanto las personas con prediabetes como aquellas que no han sido diagnosticadas muchas veces no saben que padecen esta afección, lo cual representa un problema adicional.

"Los datos epidemiológicos mostraron hace muchos años que la diabetes tipo 1 se diagnostica con mayor frecuencia después de una enfermedad aguda, como la influenza o una gastroenteritis viral. Hemos aprendido que este padecimiento previo hace que el sistema inmune del cuerpo incremente la producción de todos los anticuerpos, incluidos los preexistentes, como los dirigidos a las células de los islotes del páncreas que generan insulina", mencionan los especialistas de la Ohio State University.

imagen-cuerpo

Hay estudios que así lo proponen, aunque se sigue investigando

Ok, se sabe que la diabetes tipo 1 se diagnostica con mayor frecuencia después de una enfermedad aguda, como la influenza o una gastroenteritis viral, pero... ¿Puede la diabetes ser una de las consecuencias del coronavirus?

Un post en el blog del director de los National Institutes of Health (NIH) escrito por el propio doctor Francis Collins, quien actualmente dirige dicha dependencia, indica que un par de investigaciones recientes sobre las consecuencias del coronavirus y la aparición de la diabetes que se encuentran apoyadas por los NIH, y que ya están disponibles como pruebas preliminares en el journal Cell Metabolism, pueden ayudar a responder esta duda, pues confirman que el virus causante de la covid-19 (el SARS-CoV-2) puede atacar y dañar las células productoras de insulina de nuestro cuerpo.

En palabras de Mayo Clinic, todavía no se conoce la causa de la diabetes tipo 1, pero se sabe que nuestro sistema inmune, que se supone que nos debería proteger contra las enfermedades, se voltea en nuestra contra, atacando y destruyendo las células productoras de insulina en nuestro páncreas.

"Creemos que el tipo 1 de diabetes es causado por una combinación de susceptibilidad genética y factores ambientales, aunque todavía no está claro cuáles son exactamente dichos factores", resalta esta clínica.

Por su parte, en la diabetes tipo 2, las células de las personas se vuelven resistentes a la acción de la insulina y su páncreas no puede producir suficiente insulina para superar dicho aguante.

"Las dos investigaciones confirmaron la infección de las células beta pancreáticas en muestras de autopsias de personas que perdieron la vida por el coronavirus. Estudios adicionales del equipo sugieren que la covid-19 puede infectar a las células beta que producen insulina", explica el doctor Collins.

El nacido en Virginia, Estados Unidos, agrega que además de la pérdida de células beta, la infección de coronavirus también parece modificar el destino de las células que sobreviven, por lo que hay cambios en la actividad genética dentro de las células pancreáticas después de la infección por el SARS-CoV-2.

"Dichas investigaciones sugieren que las células beta pasan por un proceso de transdiferenciación, en el que parecían reprogramarse. En el mencionado proceso, las células empiezan a producir menos insulina y más glucagón, que es una hormona que estimula la descomposición del glucógeno en el hígado en glucosa", resalta Collins.

El director de los NIH escribe que las consecuencias de la transdiferenciación de las células beta todavía no están claras, pero que se prevé que empeorarán la deficiencia de insulina y aumentarán los niveles de glucosa en la sangre.

La aparición de la diabetes como una de las consecuencias del coronavirus se sigue investigando.