publicidad

Otros

Psicología, fundamental para aceptar la diabetes

Busca lograr un cambio de hábitos, como en la alimentación y el sedentarismo, dos factores clave.

  • 23/12/2014
  • 15:25 hrs.

 Luego de ser diagnosticado con diabetes tipo II, un paciente puede reaccionar con incertidumbre, miedo, ansiedad, enfado, estrés o depresión.

 
De acuerdo a un estudio realizado entre la Federación de Diabéticos Españoles, el Consejo General de Colegios de Psicólogos y la Fundación AstraZeneca, las personas con este tipo de diabetes necesitan de apoyo psicológico.
 
Andoni Lorenzo, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles, dijo que en la mayoría de los casos, el diagnóstico de diabetes tipo II llega como resultado de un análisis de sangre realizado por otro motivo diferente a la enfermedad, ya que "la diabetes no duele", por eso tras el diagnóstico se producen reacciones miedo o ansiedad.
 
Además del tratamiento médico, la  ayuda psicológica es fundamental para combatir la patología, pues mejora la adherencia al tratamiento y la aceptación por parte del paciente. 
 
Aceptar la diabetes y cumplir el tratamiento es importante para el autocuidado del enfermo, quien debe moverse en un contexto social que no ayuda a quienes padecen esta patología, algo que se complica aún más en estas fechas por las celebraciones.
 
Por su parte, Julio Sánchez Fierro, de AstraZeneca, destacó que al tratarse de una enfermedad crónica, es fundamental que el apoyo psicológico se mantenga a lo largo del tiempo y se adapte a cada etapa de vida del paciente.
 
La ayuda psicológica busca lograr un cambio de hábitos, como en la alimentación y el sedentarismo, dos factores clave, debido a que el perfil del enfermo de diabetes engloba a personas con sobrepeso; que realizan muy poco o nada de ejercicio; y con antecedentes familiares
 
De acuerdo con el estudio, la manifestación más habitual tras el diagnóstico es la incertidumbre o el miedo (34%); ansiedad y enfado (30.5%), estrés (28.5%) y depresión (18.5%). Sólo 6 por ciento de los pacientes reconoció haber pedido apoyo por parte de un psicólogo.
 
Sobre la ayuda psicológica, 8.3 por ciento de quien la recibió consideró que le fue de mucha utilidad; mientras que quienes no contaron con este tipo de ayuda, uno de cada tres consideró que les hubiera ayudado a aceptar la enfermedad y a realizar cambios en los hábitos de vida.
 
La labor del psicólogo es enseñar al paciente a adquirir hábitos saludables; disminuir el miedo, ansiedad, tristeza y otras emociones negativas que puedan aparecer; mejorar la comunicación con sus familiares y amigos, y controlar los niveles de estrés para lograr mejorar su calidad de vida física y emocional (Con información de ABC).

publicidad

publicidad

publicidad