Prueba de sangre detectaría posibilidad de que cáncer reaparezca

El cáncer puede volver luego de una operación debido a que algunas células cancerosas se quedaron atrás durante la operación.

El cáncer es un padecimiento que puede volver una vez que se cree eliminado, pero afortunadamente ya hay manera de saber si se presentará una recurrencia. Una nueva prueba sanguínea podría ayudar con el diagnóstico del cáncer de vejiga una vez que la persona ya pasó por cirugía.

Prueba de sangre detectaría posibilidad de que cáncer reaparezca

De acuerdo con especialistas de la Queen Mary University of London, esta prueba podría detectar pequeñas cantidades de ADN del cáncer que se encuentra circulando.

imagen-cuerpo

Diseñan herramienta que detectaría el cáncer de vejiga aun cuando la persona ya fue operada

El National Cancer Institute define la recurrencia como el retorno del cáncer que se da generalmente luego de un periodo durante el cual no se pudo detectar la neoplasia. La American Cancer Society informa que el cáncer recurrente puede volver en el mismo lugar en el que se inició o hacerlo en otra parte del cuerpo.

En el caso de la recurrencia post cirugía, el portal Cancer Research UK apunta que el cáncer puede volver luego de una operación debido a que se quedaron atrás algunas células cancerosas durante la operación o porque algunas células cancerosas ya se habían desprendido del tumor primario, pero eran demasiado pequeñas para ser visibles.

Con la finalidad de evaluar el desempeño de su prueba, los autores evaluaron los resultados en 581 personas que se habían sometido a operación por cáncer de vejiga y eran evaluables para ADN tumoral circulante (ctDNA) de un ensayo aleatorizado de fase III de atezolizumab, que es un medicamento que estimula la capacidad del sistema inmune para atacar el cáncer.

"Se necesitan enfoques mínimamente invasivos para detectar la enfermedad residual después de la cirugía e identificar a las personas con cáncer de vejiga que se encuentran en riesgo de una recaída metastásica", explican los expertos.

En sus palabras, el ADN tumoral circulante muestra promesa como un biomarcador del padecimiento residual molecular (que quedan residuos) y la recurrencia

imagen-cuerpo

"En particular, las personas que dieron positivo para ADN tumoral circulante habían mejorado su supervivencia libre de enfermedad y la supervivencia general en el conjunto de atezolizumab en comparación con el grupo de observación", indicaron los especialistas.

Sus hallazgos sugieren que el atezolizumab adyuvante puede estar vinculado con mejores resultados en comparación con la observación en personas que son positivos para ADN tumoral circulante y que poseen un alto riesgo de recurrencia.

"Estos resultados pueden modificar nuestra comprensión de la atención posquirúrgica del cáncer y, si son validados en este entorno, así como en todos los tipos de cáncer, también podrían cambiar la práctica clínica ", concluyó el investigador principal del estudio y profesor de la Queen Mary University of London, Tom Powles.

(Con información de News Medical)