Problemas cardíacos a los 20's afectarían el pensamiento años después

Las personas de entre 20 y 30 años con presión arterial alta, niveles elevados de glucosa y obesidad pueden ser más propensos a tener problemas de memoria.

Las consecuencias de las enfermedades cardíacas no solo podrían terminar con la vida de las personas, sino que podrían afectarlas a largo plazo. De acuerdo con el American Academy of Neurology, tener problemas del corazón en la adolescencia podría repercutir en las habilidades del pensamiento décadas después.

Problemas cardíacos a los 20s afectarían el pensamiento años después

En sus palabras, los factores de riesgo cardiovascular se encuentran asociados con un mayor riesgo de deterioro cognitivo, pero se conoce poco sobre cómo estos factores en la adolescencia y a lo largo de la vida pueden influir en etapas como, por ejemplo, la vejez.

¿Qué fue lo que encontraron? Aquí te lo decimos.

imagen-cuerpo

Una de las consecuencias de las enfermedades cardíacas podría ser la afectación a la memoria

El American Academy of Neurology menciona que las personas de entre 20 y 30 años que padecen presión arterial alta, niveles elevados de glucosa en la sangre y obesidad pueden ser más propensos a tener problemas con el pensamiento y la memoria décadas más tarde en comparación con aquellos que no tienen estos problemas de salud.

Los resultados de esta academia fueron publicados el 17 de marzo en el journal Neurology y en esta revista científica se explica que se colocaron trayectorias de índice de glucosa en ayunas (FG), presión arterial sistólica (PAS), masa corporal (IMC) y colesterol total (CT) para las personas de la tercera edad, además de que se determinó la asociación de factores de riesgo cardiovascular de la adolescencia, la mediana edad y la vez con el descenso de la cognición en edades avanzadas. Descubrieron que los factores de riesgo cardiovascular a lo largo de la vida, especialmente en la edad adulta temprana, se asociaron con un mayor deterioro cognitivo en la vejez.

“Estos resultados son sorprendentes y sugieren que la edad adulta temprana puede ser un momento crítico para la relación entre estos problemas de salud y las habilidades cognitivas de la tercera edad”, mencionó la doctora y miembro de la Academia Americana de Neurología, Kristine Yaffe, quien fungió como autora principal del estudio sobre las consecuencias de las enfermedades cardíacas en las habilidades cognitivas.

Consecuencias de las enfermedades cardíacas en las habilidades cognitivas: ¿Qué se puede hacer al respecto?

“El impacto de reducir estos factores de riesgo podría ser sustancial. El que cada vez más jóvenes desarrollen diabetes y obesidad en la edad adulta temprana, sumado a los niveles más altos de problemas cardiovasculares subtratados y subdiagnosticados podría tener implicaciones de salud pública importantes para la salud cognitiva en las edades avanzadas”, dijo Yaffe.

La especialista concluye que afortunadamente es posible tratar o modificar la presión arterial alta, los niveles elevados de glucosa en la sangre y la obesidad en la adolescencia para para prevenir o reducir el riesgo de tener problemas con las habilidades cognitivas más adelante en la vida.

imagen-cuerpo

Mientras más pronto se actúe, mejor:

“Nuestros resultados sugieren que el tratamiento con factores de riesgo cardiovascular en la edad adulta temprana podría beneficiar la cognición en la vejez, pero que el tratamiento en una edad muy avanzada puede no ser tan útil para estos resultados”, advirtieron los autores en el estudio original.