publicidad

¿Por qué las vacunas de ARN contra covid-19 no alteran el genoma?
Covid-19

¿Por qué las vacunas de ARN contra covid-19 no alteran el genoma?

Las vacunas de ARN tienen un efecto en las células, pero no llegan al ADN. Foto: Karolina Grabowska en PEXELS

Uno de los principales mitos en torno a las vacunas de ARN contra covid-19 es que pueden llegar a modificar el genoma, pero hay razones por las que es imposible

Las vacunas contra covid-19 destacan no solo por haberse desarrollado en tiempo récord, sino porque son vacunas de ARN, una tecnología que hizo que muchas personas pusieran en duda su efectividad, llegando incluso a asegurar que sus componentes podían alterar el genoma humano o ADN. ¿Qué hay de cierto en ello? Aquí te explicamos todo al respecto.

Las vacunas de ARN contra covid-19 se realizaron con una técnica que, aunque no es del todo reciente para los científicos, si es la primera vez que se usa en humanos a gran escala.

(Foto: Pexels)

En redes sociales, han circulado cientos de teorías que afirman que estas vacunas podrían alterar el genoma o el ADN humano, debido a que funcionan mediante ARN mensajero. No te preocupes, a continuación, explicaremos cómo funciona y lo que realmente ocurre en tu cuerpo cuando recibes la vacuna contra covid-19.

Vacunas de ARN contra covid-19

Lo primero que tienes que entender para saber los efectos de las vacunas de ARN contra covid-19 es cómo funciona una vacuna tradicional. Generalmente, las vacunas contienen un patógeno atenuado que es capaz de infectar y multiplicarse, pero no de producir la enfermedad o un patógeno inactivado, que no puede infectar.

En algunos casos, contienen proteínas del virus para estimular al sistema inmune, pero en todos los casos, el objetivo es el mismo, hacer que el cuerpo desarrolle una respuesta inmunitaria que proteja frente a futuras infecciones.

(Foto: Pixabay)

TAMBIÉN LEE: Coivid-19 podría deformar el sentido del olfato en personas recuperadas

¿Cómo funcionan las vacunas de ARN mensajero? La principal diferencia es que no introducen ningún patógeno ni fragmentos de este, sino que en un laboratorio se crea un ARN mensajero sintético que contiene una copia de parte del código genético viral. Este ARN mensajero se introduce en nuestras células y así, permite que se fabrique la proteína viral en la membrana celular y que se estimule el sistema inmune.

¿Las vacunas de ARN modifican nuestro genoma?

Uno de los rumores más extendidos respecto a las vacunas de ARN contra covid-19 es que modifican el genoma humano, causando daños irreparables, pero existen varias razones por las que esto no es posible y a continuación, te las explicamos.

1. Una infección natural produce ARN mensajero

De acuerdo con información publicada en The Conversation, cuando un virus infecta a tus células de forma natural, en cada una se producen millones de ARN mensajeros, pero no tienen ningún efecto en el ADN del cuerpo.

Para entender mejor qué es un ARN mensajero, te invitamos a leer la siguiente información: 


2. El ARN mensajero es muy frágil

Como lo mencionan las láminas que acabas de ver, la molécula de ARN es muy frágil, lo que explica por qué las vacunas necesitan conservarse a temperaturas de ultracongelación.

Debido a ello, el tiempo que permanecen en tus células es muy corto, solo de algunas horas, así que no hay posibilidad de que el ARN mensajero se quede en tus células y modifique el genoma. Lo único que hace es producir la proteína del virus y desaparecer.

(Foto: Pixabay)

3. Nunca se encuentra con el ADN

Si las moléculas de ARN mensajero pudieran quedarse mucho tiempo en las células, de todas maneras, no podrían causar efecto alguno en el ADN, pues nunca tienen contacto debido a que hay una separación física entre ellos.

Mientras que el ADN se encuentra en el núcleo de las células, el ARN está en el citoplasma. En algunos casos, como con el virus de la gripe, sí pueden viajar hasta el núcleo, pero es necesario que tengan información genética determinada para que participen proteínas muy específicas, lo que no ocurre con la vacuna.

(Foto: BBC)

“Es como si el núcleo fuese una fortaleza y solo le permitiese la entrada a cosas muy específicas. No hay manera de que el ARN entre en el núcleo para interactuar con el ADN. Tras la producción de la proteína, el ARN de la vacuna se destruye”, explica la biomédica Mellanie Fontes-Dutra a El País.

4. No es fácil que el ARN mensajero se integre al genoma

La secuencia de ARN mensajero que se usa en la vacuna contra covid-19 no puede integrarse en el genoma fácilmente porque se requeriría de una enzima especial denominada transcriptasa reversa, que requiere de condiciones muy especiales para funcionar.

5. No duraría mucho tiempo

Suponiendo que se dan todas las condiciones para que el ARN mensajero llegue hasta el ADN y se integre al mismo, de todas formas, no pasaría nada, pues la célula empezaría a producir la proteína del SARS-CoV-2, causante de covid-19, para usarla como antígeno y el sistema inmune de inmediato lo reconocería y actuaría para destruirlo.

(Foto: Paho)

6. Lograrlo sería un gran avance científico

Si pudiera modificarse el genoma humano simplemente mediante vacunas de ARN mensajero, sería un gran avance para la ciencia, lo cual no ha ocurrido. De manera que no hay evidencias en la biología molecular que respalden la teoría de que la vacuna contra covid-19 puede modificar el genoma o ADN humano.

SIGUE LEYENDO: Se han aplicado casi 10 mil vacunas a personal médico 

(Con información de The Conversation, El País y ABC. Ilustraciones de Molecularmente Hablando)


publicidad

publicidad

publicidad