publicidad

Otros

¿Por qué es tan difícil tomar una decisión?

Para poder elegir entre diversas opciones es importante saber qué perderemos y ganaremos con el cambio, señaló especialista.

  • 29/10/2012
  • 09:46 hrs.
Tomar una decisión laboral, familiar o emocional que implique un cambio en nuestras vidas no siempre es algo sencillo, ya que alrededor de ella se mueven diversos factores que condicionan, para bien y para mal, dicha situación. 
 
“Las decisiones casi siempre tienen que ver con un conflicto, en donde intervienen sentimientos o ideas contradictorias”, dijo en SUMEDICO Radio la doctora Karla Rock, psicoterapeuta, quien abundó que aquello que puede dejarse tras la decisión le da seguridad al individuo y es parte de un espacio de seguridad y apuntalamiento personal. 
 
La toma decisión, y por ende el cambio, no se trata solamente del resultado de una “lógica racional de cambiar de trabajo o escuela o pareja”, sino decidir dejar de sentir seguridad en un espacio que ofrece sostén y confianza para depositarlo en otro que aún no sabemos qué es lo que puede ofrecer, explicó la doctora. 
 
La especialista indicó que si bien una toma de decisión implica sentimientos contradictorios, en la medida que se desee una opción que únicamente involucra aspectos positivos es más complicado tomar la decisión, ya que “éstas tienen que ver con perder cosas y ganar otras.
 
Desde un cambio de pareja o trabajo existen aspectos difíciles con los que hay que lidiar, y algunos positivos. Señaló que, por ejemplo, en el caso de un cambio de trabajo, la decisión puede “atorarse” porque no puede apreciarse todo lo malo del trabajo anterior, pero tampoco es posible advertir cosas positivas en el nuevo destino, “porque puede implicar aspectos negativos tarde o temprano, y además desconocidos”. 
 
Explicó que existen situaciones específicas, como por ejemplo dejar la casa de los padres porque se ha llegado a cierta edad y la persona percibe su libertad y la posibilidad de mantenerse a sí misma, sin embargo, se enfrenta a dificultades para tomar la decisión, ya que se piensa también en satisfacer a otras personas, como los mismos padres que cuestionan la decisión de salir de casa, haciendo sentir culpable a la persona por querer irse. 
 
Recursos personales
No obstante, la doctora Rock explicó que existen herramientas y claves específicas que pueden ayudar a un individuo a tomar la mejor decisión, comenzando por factores importantes como la edad, el estatus económico, el género y las influencias que tiene.
 
Señaló que la persona debe tener la capacidad de ser fiel a su propia identidad, “porque si quieres complacer a todos o eres dependiente hay que tener una posición personal”, ser fuerte y también tolerar, ya que “mientras más fuerte es tu ‘yo’ y tu identidad es más definida puedes decidir hacerte caso a ti mismo, saber qué te hace sentir mejor, qué elementos te hacen sentir más integrado con tu historia, qué te han enseñado, y tener una visión de futuro”, señaló. 
 
La doctora Rock fue enfática al señalar que también existen recursos culturales que rodean una toma de decisión, ya que en muchos casos “se maligniza un acto de crecimiento y libertad”, pero la persona puede consultar qué necesidades prioritarias tiene para una toma de decisión.
 
Miedo al éxito
Otro aspecto al que hizo referencia la especialista fue el miedo a la trascendencia, y señaló que, finalmente es un cambio, el cual puede darse por diferentes razones.
 
“Cuando tú eres la persona que más destaca en una familia se siente culpa por el éxito, por diferenciarse, hay una vivencia de que vas a ser atacado por eso, tiene que ver mucho con cómo analizar tu sistema de creencias, qué sustenta que algo positivo sea visto como algo negativo. Son actitudes que has aprendido desde el hogar y tu contexto”, señaló.
 
Indicó también que en casos como éste, las personas suelen autosabotearse ese éxito, y tiene que crear una imagen diferente de sí mismo porque en la práctica ya pudo lograr cosas para las cuales aún no está preparado interiormente.
 
Finalmente señaló que para poder tomar una decisión y enfrentar el cambio que aquélla significa, hay que ser fieles a nuestra identidad, tener visión de futuro, pensar en qué tanto satisfacemos los deseos de otros y no ponemos como prioridad los nuestros, así como buscar un dominio de la nueva situación por medio de conductas y habilidades personales, “a qué tengo que enfrentarme, y cuánto estamos dispuestos a perder y ganar”, concluyó la doctora Rock. 
 

publicidad

publicidad

publicidad