publicidad

Otros

¿Por qué es difícil pedir perdón?

Todos somos capaces de amar y destruir, y justo por eso es que podemos reparar la culpa y buscar perdón, dijo la doctora Karla Rock.

  • 17/12/2012
  • 10:54 hrs.

La capacidad de perdonar va en línea directa con la soberbia y el orgullo, dijo en SUMEDICO Radio la doctora Karla Rock, psiquiatra, especialista en temas de pareja y sexualidad, respecto a la dificultad de pedir y ofrecer perdón.

Una dificultad que podría recrudecer, sobre todo, en estas fechas.

El ideal en estas fechas es la convivencia, las reuniones en familia, con armonía, “peropara mucha gente son épocas depresivas porque en realidad no hay nada de eso, hay ausencias, pérdidas y rencores”, justo lo que provoca divisiones con los padres, los amigos, la pareja, explicó la especialista, “situaciones conflictivas y que no se han solucionado. Son distancias que duelen y se mantienen mientras no haya un perdón”, explicó la doctora Rock.

La doctora señaló que en las relaciones la violencia siempre engendra violencia, pero existe una manera de frenarla, “desprenderse de ese vínculo, el amor vincula pero el odio vincula aún más, es un afecto que engancha y puede enganchar toda la vida”, señaló.

“Los humanos constantemente tenemos una mezcla de emociones, las que tienen que ver con el afecto amoroso, que lleva a la ternura, a cuidar y proteger a alguien; y lo que tiene que ver con afectos agresivos, demandar indefinidamente (...) Todos somos capaces de amar y destruir, y justo por eso es que tenemos la capacidad de reparar, porque nos sabemos destructivos, sentimos culpa y podemos reparar la culpa, y eso nos lleva a buscar perdón”, señaló la doctora Rock.

La especialista señaló que si no tuviésemos esa capacidad de sentir culpa no podríamos perdonar y las relaciones se dañarían, así que fue enfática al referir que si bien en todos los vínculos existe la agresión, “lo ideal es que predomine el amor sobre el odio”.

Perdón y paz interior
La doctora Rock señaló que el resentimiento se alimenta constantemente, y eso carcome y hace sentir mal al otro, pero “el perdón hace que te desprendas de un rencor; el perdón tiene que ver con desprenderte de eso que te lastimó”.

“Oscar Wilde decía: ‘Perdona siempre a tu enemigo, no hay nada que lo enfurezca más’. A la gente en la que predomina la agresión lo que más la gratifica es que tú no puedas con lo que te hizo, y cuando tú la perdonas, es un modo de olvidar al otro”, indicó.

Finalmente, refirió que la culpa es inherente al perdón, y es inherente al que pide perdón la necesidad de descanso propio, “no sólo por el otro; es en ambos sentidos, algo que facilita entender si hay culpa genuina: si te pido perdón por algo y vuelvo a ofenderte no hay una reparación, no hay reflexión en la persona”, concluyó.

publicidad

publicidad

publicidad