publicidad

Diabetes

Pérdida de visión, consecuencia de diabetes

Problemas oftalmológicos son muchas veces ignorados por pacientes con diabetes tipo 2.

  • 24/12/2013
  • 10:10 hrs.

Menos de la mitad de adultos que padecen diabetes sabían que su enfermedad puede dañar su vista según nuevo estudio de Johns Hopkins publicado en JAMA Ophthalmology hace unos días en donde se descubrió que la mayoría de las personas con diabetes no cuidan sus ojos porque desconocen que la pérdida de visión es una complicación habitual en esta enfermedad, no están conscientes que  la diabetes ejerce presión sobre los vasos sanguíneos dentro del ojo.

A medida que los vasos tienen fugas o se contraen, pueden provocar hinchazón en la mácula, un lugar cercano al centro de la retina que es responsable de la visión central. Un edema macular puede dañar la capacidad de ver imágenes detalladas y objetos directamente delante de la persona, y en última instancia puede llevar a una pérdida de la vista permanente.

Muchos diabéticos padecen un edema macular diabético. Las personas con diabetes tienen al menos un riesgo del 10 por ciento de contraer una enfermedad ocular durante su vida, indicó el doctor Neil Bressler, profesor de oftalmología de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, líder del estudio.

Los informes recientes estiman que las enfermedades oculares afectan a aproximadamente 745 mil personas con diabetes tipo 2 en Estados Unidos, según la información de respaldo de los autores.

Casi tres de cada cinco personas con diabetes en peligro de perder la vista dijeron a los investigadores de Hopkins no recordar indicaciones de su médico sobre el cuidado de la vista y pérdida de la misma.

Alrededor del 50 por ciento de las personas con diabetes afirmaron que no se habían checado la vista el año anterior. Y que dos de cada cinco no habían realizado un examen ocular completo con las pupilas dilatadas, indicaron los autores del estudio."Muchos de ellos no acudían a nadie para que examinara sus problemas oculares", señaló Bressler.

"Es una lástima porque en muchos de estos casos se puede tratar esta enfermedad si se detecta en una etapa lo suficientemente temprana", añadió Bressler, que también es jefe de la división de retina del Instituto del Ojo Wilmer de la Johns Hopkins. La tercera parte de las personas indicaron que ya sufrían alguna pérdida en la visión relacionada con la diabetes, según el informe.

Bressler afirmó que el daño en la vista puede evitarse o detenerse entre el 90 y 95 por ciento de los casos, pero solo si los médicos atienden a los pacientes lo suficientemente rápido. Los medicamentos inyectados en el ojo pueden reducir la hinchazón y reducir el riesgo de pérdida de visión a menos de un 5 por ciento. La terapia con láser también se ha usado para tratar la enfermedad, indicaron los investigadores.

El Dr. Robert Ratner, jefe científico y funcionario médico de American Diabetes Association, calificó los hallazgos como "espantosos" y "deprimentes" ya que "este trabajo es un ejemplo de cómo ha fallado el sistema de salud estadounidense en una área donde claramente lo podemos hacer mejor", señaló Ratner.

Para realizar el estudio, los investigadores usaron los datos recogidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. entre 2005 y 2008 para revisar las respuestas de personas con diabetes tipo 2 que tenían un "edema macular diabético". Esta enfermedad se produce cuando el nivel alto de azúcar en la sangre asociado con una diabetes que no está correctamente controlada provoca daños en los pequeños vasos sanguíneos de la retina, el tejido fotosensible que reviste la parte posterior de la pared del ojo.

Las personas de la encuesta con un edema macular diabético respondieron a las preguntas sobre la atención médica que recibían. Los investigadores de la Johns Hopkins dedujeron sus hallazgos a partir de las respuestas a la encuesta.

"Realmente tenemos que aumentar nuestros esfuerzos por educar a las personas que tienen diabetes sobre las complicaciones de la vista", comentó Bressler. "Tienen que ser atendidos por proveedores de atención de la salud que les proporcionen el tratamiento adecuado. En Estados Unidos, no lo estamos haciendo tan bien como deberíamos".

"La diabetes es una enfermedad apabullante", recalcó Ratner, probablemente los médicos hablaran a los pacientes sobre el hecho de que podrían perder la vista, pero el mensaje se perdía en medio de toda la información sobre la diabetes que normalmente reciben. "Tenemos que aprender a comunicar de tal manera que ellos puedan hacerse cargo del problema, y ayudarles a controlar la enfermedad".

Los médicos también han de hacer cumplir los estándares de la atención médica. Las personas con diabetes tipo 2 deberían pasar exámenes completos de la vista con dilatación de las pupilas cada dos años, indicó Ratner.

"Nuestros estándares de atención médica dicen que estos pacientes deberían referirse con rapidez a un especialista de la vista", finalizó Ratner. "Seguiremos animando a los profesionales de la atención de la salud a que cumplan con los estándares mínimos de la atención médica".

(Con información de Medline Plus)

publicidad

publicidad

publicidad