publicidad

Corazón

Paro cardíaco afecta la salud mental

Un cuarto de los sobrevivientes de un paro cardíaco padece trastornos psicológicos como ansiedad, estrés postraumático y depresión.

  • 18/12/2012
  • 16:30 hrs.

 La ansiedad, la depresión y el transtorno de estrés postraumático, son las principales preocupaciones después de un paro cardíaco, dijo Kathryn Wilder Schaaf, estudiante posdoctoral de Virginia Commonwealth University. A lo que agrego, “Tenemos las herramientas para tratarlas, (de modo que) es importante identificarlas".

Asimismo, los expertos aseguran que se desconocen muchas de las consecuencias en el largo plazo porque cada año sobrevive sólo un 10% de los estadounidenses que padecen un paro cardíaco, lo que representa mucho más gente que en el pasado.

Y es que si el corazón no se reinicia rápidamente, suele sobrevenir el daño cerebral o la muerte. Por lo que el uso de terapia con frío y los desfibriladores implantables, que reactivan un corazón detenido, ayudan a reducir la mortalidad. Pero poco se conoce sobre las cicatrices mentales y emocionales que quedan en los sobrevivientes

El equipo de Schaaf revisó 11 estudios publicados entre 1993 y el 2011 sobre las consecuencias mentales de los paros cardíacos sufridos fuera de los hospitales y halló que los trastornos afectaban a entre el 15 y 50porciento de los pacientes.

Igualmente, en los meses o años posteriores a un paro cardíaco, un tercio de los pacientes reportaron estar deprimidos, y casi dos tercios padecían ansiedad. Al punto que hasta el estrés postraumático era común entre el 19 y 27 por ciento de los sobrevivientes.

En la publicación Resuscitation, el equipo señala que en la realidad, no se suele tener en cuenta ni evaluar el estado de salud mental de los sobrevivientes, aunque su tratamiento en otros pacientes cardíacos había demostrado un aumento de la sobrevida y una reducción de los costos.

Y es que en un estudio publicado en noviembre último, los pacientes deprimidos, en recuperación de un infarto, que recibieron psicoterapia combinada con antidepresivos durante seis meses generaron un gasto médico de 1.857 dólares, comparado con los más de 2.797 dólares en atención de un grupo sin asistencia psicológica.

Otros estudios sugieren que los trastornos mentales retrasan la recuperación física. Un estudio del 2008, a cargo del doctor Karl-Heinz Ladwig, epidemiólogo del Centro Alemán para la Investigación de la Salud Pública y del Medio Ambiente, había demostrado a cinco años que los sobrevivientes de un paro cardíaco y situaciones similares sin signos de TEPT sobrevivieron 3,5 veces más que aquellos que desarrollaron estrés postraumático.

Ladwig explicó que el estrés altera el sistema nervioso y la frecuencia cardíaca, además de agravar la inflamación crónica que daña el corazón. (Con información de Medline Plus)

publicidad

publicidad

publicidad