publicidad

Otros

Para vivir sano adopta una mascota

Las mascotas no sólo nos dan amor y lealtad, sino que ayudan a que tengamos buena salud.

  • 15/04/2016
  • 09:00 hrs.
Una mascota no es un simple animal de compañía, sino que se convierte en un miembro más de la familia que nos llena de amor y felicidad, además de que mejora muchos aspectos de nuestra vida.

El Dr. Alejandro Sánchez, Veterinario Zootecnista y Maestro en Ciencias de la Producción Animal por parte de la UNAM, explica que tener una mascota es bueno a cualquier edad, pues se crean lazos especiales y ayudan a desarrollar habilidades y buenos hábitos como los siguientes:

  • Niños: aprenden a ser responsables, aprecian más la vida, refuerzan su seguridad y autoestima, desarrollan empatía y saben establecer una amistad.

  • Jóvenes: en el caso de los que viven solos, se sienten más acompañados y mejoran su ánimo, mientras que quienes viven en pareja, intensifican su relación y conciencian más sobre los cuidados que implica otra vida.

  • Adultos mayores: se sienten necesitados, eliminan sus temores en relación a la soledad, tienen menor riesgo de tener enfermedades neurodegenerativas y mejoran su condición física.


Asimismo, tener una mascota ayuda a que tengamos un mejor estado de salud y que padezcamos menos enfermedades, pues nuestro sistema inmune se hace más fuerte.

“Cuando me siento mal, deprimido o solo, baja mi sistema inmune, pero cuando tengo con quién platicar, convivir, cuando mi vida social es más rica aún con las mascotas, el sistema mejora muchísimo, lo que previene contraer múltiples enfermedades”, indicó el médico.

Qué tomar en cuenta antes de tener una mascota

Adquirir una mascota implica una gran responsabilidad, pues no son juguetes ni regalos, sino seres vivos que necesitan de tu atención y cuidados, tanto en las buenas como en las malas. Por ello, si estás pensando en compartir tu vida con un pequeño peludo, es importante que antes consideres lo siguiente:

  • ¿Tienes el suficiente tiempo?

  • ¿Existe el espacio adecuado en tu hogar?

  • ¿Lo llevarás al veterinario cada vez que lo requiera?

  • ¿Estarás pendiente de sus vacunas?

  • ¿Sacarás a pasearlo todos los días?

  • ¿Estás realmente comprometido a cuidarlo?


La guía del buen cuidado

Muy bien, estás más que decidido y listo para emprender la aventura junto a un ser que te amará incondicionalmente, ahora la pregunta es: ¿cómo debe ser su cuidado?

  1. Completa su cartilla de vacunación

  2. Desparasítalo externa e internamente. Para el exterior, puedes utilizar collares especiales que duran ocho meses, mientras que para el interior, lo recomendable es acudir con el veterinario cada tres meses o dos veces al año.

  3. Aliméntalo sólo con croquetas. Su alimento contiene los nutrientes necesarios para su desarrollo. Darle otro tipo de alimentos, altera su dieta.

  4. Si deseas esterilizarlo, debes hacerlo antes del primer celo, aproximadamente entre los primeros cinco y ochos meses de vida.

  5. No lo bañes con tu champú. Adquiere los indicados para él que sean de origen natural.

  6. Báñalo cada 8 o 15 días con jabones líquidos. Si utilizas espumas secas, puedes dejar pasar 3 o 4 semanas.

  7. Aprende a ponerle límites.

  8. Entrénalo en los primeros 6 meses de vida. En caso de que adquieras alguno mayor de edad, sólo enséñale cuáles son las reglas que debe seguir.

  9. No seas agresivo ni lo golpees. Cuando haga algo malo, háblale firme sin gritar. Verás que ya no lo volverá a hacer.

  10. Lo más importante: llénalo de amor y por nada del mundo lo abandones; él nunca lo hará. Recuerda que el comportamiento que tenga tu mascota, dependerá de la forma en que lo trates.

publicidad

publicidad

publicidad