publicidad

Otros

Nobel de química a estadounidenses

Robert J. Lefkowitz y Brian K. Koblika, fueron premiados por el estudio a proteínas G, que permitirá la producción de medicinas más efectivas.

  • 10/10/2012
  • 10:01 hrs.

Investigadores de origen estadounidenses ganan el Nobel de química por sus estudios sobre los receptores acoplados a proteínas G, las cuales permiten a las miles de millones de células del cuerpo humano percibir su entorno.

Lo que representa un mecanismo crucial, ya que casi la mitad de los medicamentos producidos por la industria farmacéutica funcionan interactuando precisamente con receptores acoplados a proteínas G, (GPLR). Esto debido a que dichos receptores, traducen los cambios fuera de la célula en información que genera respuestas.

Un ejemplo de dicho proceso, es cuando hay cambios en los niveles de adrenalina o de neurotransmisores como la serotonina, ya que los GPLR que se encuentran en la membrana exterior de las células son percibidos por los receptores y activan la comunicación con el interior de la célula y finalmente esta genera su respuesta.

Esta interacción es importante, porque permite que medicamentos para la presión alta, el mal de Parkinson, la migraña o problemas psiquiátricos entre otros, tengan efecto.

Al anunciar el premio se señaló  que "la descarga de adrenalina que se obtiene cuando uno se asusta, es sólo una manifestación de la vasta red de receptores que comunica una señal química a través de miles de millones de células, traspasando membranas celulares de otro modo impenetrables”.

Explicación que transcendió a una broma, que explicó la concesión del galardón. Una de las científicas de Academia pidió una taza de café, diciendo a continuación a la prensa internacional: "sin los acoplados a proteínas G no podría ver, oler ni saborear este café".

Posteriormente, Lefkovitz que trabajo junto con y Kobilka en el Instituto Médico Howard Hughes en Maryland, recibió una llamada que fue transmitida en vivo.

El científico comentó, que  "estaba profundamente dormido y como duermo con tapones en los oídos no escuché el llamado, pero mi esposa me dio un codazo. Recibir el premio es un shock y una gran sorpresa", conlcuyó Lefkovitz

Ante este panorama, se espera que la investigación prosiga y resulte en algo beneficioso para la humanidad.(Con información de El Universal y BBC Mundo)

publicidad

publicidad

publicidad