publicidad

Otros

Niños también padecen depresión

Algunas conductas que indican depresión en niños son irritabilidad, agresividad, tristeza y sentimiento de culpa excesiva.

  • 18/11/2015
  • 15:39 hrs.

La depresión es una enfermedad considerada exclusivamente de adultos, sin embargo, en los últimos casos se ha observado un incremento de casos en adolescentes e incluso niños, quienes generalmente no se dan cuenta de la situación pero que la expresan a través de la irritabilidad, conductas agresivas o tristeza frecuente.

Ante esto la coordinadora de la Unidad de Trastornos Afectivos y Conductas Suicidas de Niños y Adolescentes del Hospital Sant Joan de Deu, de Barcelona, María Dolores Picouto, indicó aunque este trastorno se presenta más en la adolescencia, muchos nenonatos pueden padecerla aunque en menor medida, debido a la carencia de afecto.
 
“A esos bebés se les ha desatendido hasta el punto de que dejan de llorar para demandar atención porque saben que no la van a encontrar. Puede tener consecuencias horribles pero insisto en que son casos puntuales”, señaló.
 
En el caso de los niños que aún no llegan a la pubertad, declaró que entre el 2% y 4% padece depresión, cifra que puede aumentar hasta en un 15% en la adolescencia, e incluso hasta en un 25% al llegar a los 18 años.
 
Sobre las causas de la depresión en menores, estas son multifactoriales aunque algunas de las más comunes son el entorno familiar y social.
 
“Es un conjunto. Los factores de riesgo lo que hacen es aumentar la probabilidad de que un menor sufra depresión, pero puede haber niños con muchísimos factores de riesgo y no sufrirla”, dijo.
 
Asimismo, explicó que la predisposición genética puede ser un factor ya que si el padre o la madre tienen depresión, el riesgo de tenerlo es de dos a cuatro veces.
 
Por otra parte, la investigadora y profesora del King's College de Londres, Regina Sala, señaló que debido a la falta de madurez emocional, es más difícil detectar el padecimiento en los niños porque tienen más dificultades para expresar lo que sienten.
 
Algunos síntomas que la experta recalcó que ayudan a diagnosticar el padecimiento en niños pequeños son:
 
Quejas de molestias físicas imprecisas
Expresión facial triste
Poca comunicación 
Ánimo irritable
Conducta agresiva
Sentimiento de culpa excesiva
No se disfruta la hora del juego
Tener pensamientos destructivos.
 
Las expertas enfatizaron que para determinar que un niño tiene un cuadro depresivo, estos síntomas deben estar presentes por más de dos semanas.
 
En el caso de los adolescentes, los síntomas son similares a los de los adultos ya que descuidan su aseo personal, tienen bajo rendimiento académico, pueden consumir estupefacientes, tienen sentimiento de inferioridad y pierden el interés por las cosas a su alrededor.
 
En cualquiera de los casos, las expertas alertan que la depresión aumenta hasta en 20 veces el riesgo de suicidio, por lo que es importante una oportuna detección y un correcto tratamiento.
 
(Con información de ABC)
 

publicidad

publicidad

publicidad