publicidad

Otros

Molécula puede impedir tuberculosis

Investigadores estadounidenses encontraron que es posible evitar que la tuberculosis invada y dañe los bronquios.

  • 03/01/2013
  • 11:37 hrs.

 La tuberculosis puede ser mortal si no se trata oportunamente y se impide que la enfermedad dañe severamente a los bronquios, y ahora con un estudio investigadores del Hospital de Pittsburgh de UPMC y la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, se encontró una molécula que permite que el sistema inmune actúe de una manera eficaz como policía contra la tuberculosis en los pulmones y evite que la enfermedad se convierta en una infección activa y mortal.

La investigación, publicada en Journal of Clinical Investigation, a cargo de Shabaana A. Khader, profesor asistente de Pediatría en la Escuela de Medicina de Pittsburgh, afirmó que existen más de dos millones de personas que han estado en contacto con la bacteria y un tercio de la población mundial, está infectada con Mycobacterium tuberculosis.

Según los investigadores, dicha infección es difícil de tratar porque el bacilo es capaz de penetrar en las células y permanecer durante años sin causar síntomas, en esta etapa la enfermedad se llama tuberculosis latente.

Los científicos afirman que las personas pueden vivir con esta forma de la enfermedad por muchos años, hasta que otras características como tener una edad avanzada o haberse contagiado de VIH la pasan de latente a activa y es entonces que aparecen síntomas como:

  • Tos
  • Sudores nocturnos
  • Fiebre
  • Pérdida de peso involuntaria

"Una característica distintiva de la tuberculosis que vemos en la radiografía de tórax es el granuloma, un conjunto de células inmunes que rodean a las células de los pulmones infectados", dijo el doctor Khader.

 Sin embargo, lo que no se sabía era la diferencia entre un granuloma con funcionamiento de protección, como en la tuberculosis latente, y un granuloma no protector, que se observa en pacientes con tuberculosis activa. 

"Nuestro objetivo era encontrar marcadores inmunológicos que nos puede mostrar el estado de la infección", explicó el director de la investigación.

Según Khader, el estudio realizado gracias al apoyo de los Institutos Nacionales de Salud, fue posible analizar a los humanos infectados con TB-células en modelos animales y de la enfermedad, y descubrieron que los granulomas que contienen estructuras linfoides ectópicas, que se asemejan a los ganglios linfáticos, se asocian con la supresión eficaz de la tuberculosis, y que los granulomas que no los contienen están relacionados con TB activa.

Asimismo descubrieron que las células inmunes llamadas células T que tenían una molécula marcadora de superficie llamada CXCR5 se asociaron con la presencia de estructuras linfoides ectópicas. "Es semejante a informar de un robo, si una persona llama al 911 a causa de un robo, pero no da una dirección específica, la policía del sistema inmune podría llegar a la zona, pero no saber a ciencia cierta que su casa fue invadida".

El investigador indicó que la presencia de CXCR5 proporciona una dirección específica para las células infectadas que le dice a las células inmunitarias dónde enfocar su atención a contener el problema.

Cuando los investigadores colocaron CXCR5 células T de los animales donantes en ratones infectados con TB que carecían de CXCR5, la localización de las células T y la formación de la estructura linfoide ectópica fue restaurada, dando lugar a disminución de la susceptibilidad a la tuberculosis. (Europa Press)

publicidad

publicidad

publicidad