publicidad

Otros

Molécula diseñada en México frena la influenza

El antiviral mexicano consiste en bloquear la acción de una proteína en la superficie del virus y que lo ayuda a pegarse o adheriré a células sanas.

  • 04/01/2013
  • 13:52 hrs.

 Científicos mexicanos, coordinados por la doctora Blanca Lilia Barrón Romero, desarrollaron una nueva molécula antiviral contra el Virus de la Influenza Humana, a través de un mecanismo diferente a los dos que ya son usados en los medicamentos de todo el mundo.

El desarrollo mexicano consiste en bloquear la acción de una proteína que se encuentra en la superficie del virus y que lo ayuda a pegarse o adheriré a las células sanas.

La investigadora Barrón Romero trabaja en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB), del Instituto Politécnico Nacional. Durante tres años ha sostenido esta línea de investigación en el Laboratorio de Virología de esa institución. 

El Virus de la Influenza Humana fue el responsable el brote epidémico registrado en México en el año 2009.

Actualmente existen dos grandes grupos de medicamentos antivirales y la investigación mexicana abriría una tercera vía de acción en contra de los patógenos.

El primer grupo e antivirales está basado en el uso de una molécula llamada amantadina y sus derivados, que impiden que el virus cruce la membrana hacia el interior de la célula. Desafortunadamente  en los últimos años se ha encontrado que la mayoría de las cepas de influenza a nivel mundial presentan resistencia a este grupo de antivirales, por tal motivo no fue utilizado en la pandemia de hace tres años en México.

El segundo grupo de antivirales está integrado por las moléculas llamadas oseltamivir y zanamivir, que actúan inhibiendo a una enzima que fabrica el virus y que es importante para la salida de los nuevos virus que ya se han multiplicado dentro de una célula infectada. Esta enzima es la neuraminidasa (NA), presente en la envoltura de la cápside del virus de la gripe.

Por su parte, la innovación mexicana es una molécula muy pequeña, formada por manos de 20 aminoácidos y que  forma parte el conjunto de los péptidos. Su función es bloquear la acción de una proteína llamada Hemaglutinina (HA)  la cual es indispensable para la unión del virus con la células sanas.

Antes de poder contar con este péptido que impide la adherencia del virus  a la célula sana, los investigadores encabezados por Blanca Lilia Barrón pasaron dos años identificando diferentes regiones de importancia dentro de la arquitectura de la Hemaglutinina (HA).

“La labor realizada en el Laboratorio de Virología de la ENCB se apoyó en la base de datos sobre los diferentes tipos de hemaglutininas que pueden tener los virus existentes de la influenza. Se analizaron los 16 tipos diferentes de la hemaglutinina viral, se buscaron regiones altamente conservadas entre los diferentes tipos de esta proteína y con propiedades físico-químicas similares, de donde se obtuvieron varios péptidos de pequeño tamaño (menos de 20 aminoácidos) que podrían bloquear la función de la proteína original, debido a que compiten contra ésta por los sitios de reconocimiento”, explicó la investigadora politécnica.

La idea que motivó a la especialista de la ENCB del IPN a enfocar su labor con la hemaglutinina de este virus, se originó en el hecho de que uno de los blancos considerados como importantes para el diseño de antivirales es utilizar proteínas virales que sean indispensables para una exitosa infección y la hemaglutinina cumple con el requisito.

También señaló que el desarrollo se basó en el análisis bioinformático de las propiedades físico-químicas de las hemaglutininas, como son la hidrofilicidad, flexibilidad, carga química y que dichas regiones estuvieran expuestas.

El informe sobre los resultados y secuencias de los péptidos fue entregado al Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal (ICyTDF), el cual concedió el financiamiento para el proyecto en 2009, después de la pandemia, con el fin de conformar el antiviral. La investigación está lista y la solicitud de patente en trámite.

“Hasta el momento sólo existe un tipo de antiviral útil para combatir las infecciones producidas por los virus de influenza tipo A, y son los inhibidores de la neuraminidasa, por tal razón mi labor se ha enfocado en la producción de nuevas opciones que combatan otras partes del virus y así, a través de terapias combinadas contra diferentes blancos virales, reducir la generación de cepas resistentes a los fármacos”, expuso.

publicidad

publicidad

publicidad