publicidad

Diabetes

Mejor arroz integral para evitar diabetes

El arroz pierde en el proceso de refinamiento fibra, vitaminas, magnesio y otros minerales que podrían actuar como protectores contra la diabetes.

  • 19/03/2012
  • 13:17 hrs.

Consumir arroz blanco puede elevar el riesgo de tener diabetes porque aumenta de forma brusca el nivel de glucosa en la sangre, señalan investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

La opción sería comer arroz integral y otros productos integrales porque liberan la glucosa de forma más gradual, explican en la publicación que hicieron en Archives of Internal Medicine. Agregan los especialistas que al consumir arroz o pan integral se podría reducir en 35% el riesgo de diabetes tipo 2.

En países desarrollados como Estados Unidos y el Reino Unido, más del 70% del arroz que se come es blanco.

 El arroz blanco es una versión refinada del arroz integral, para producirlo, se somete al grano integral a una refinación, se le retira la capa exterior y el germen, el resultado es que sólo queda el endospermo, que está compuesto principalmente por almidón, este procedimiento empezó a realizarse en el siglo XX.

Al analizar tres estudios sobre el consumo de arroz y el riesgo de diabetes, en los que participaron 40 000 hombres y 157 500 mujeres, los especialistas encontraron que una persona que consumía cinco o más porciones de arroz blanco a la semana tenía 17% más riesgo de tener diabetes, comparados con aquellos que comían menos de una porcion al mes.

También encontraron que consumir dos o más porciones de arroz integral a la semana muestra una reducción de 11% en el riesgo de desarrollar diabetes, comparados con personas que consumen menos de una porción al mes.

Con los datos recabados, los especialistas calcularon que al reemplazar al día 50 gramos de arroz blanco, lo que equivale a la tercera parte de una porción, con la misma cantidad de arroz integral se podría reducir en 16% el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Además, al reemplazar todo el consumo de cereales refinados con cereales integrales se reduciría 36% el riesgo de tener la enfermedad.

El director del estudio, el Dr. Qi Sun, señala que la diferencia entre el arroz blanco y el integral es el índice glicémico, que es más alto en el arroz refinado. El índice glicémico es la medida de cuánto aumenta un alimento el nivel de glucosa en la sangre.

"El alto índice glicémico que produce el consumo de arroz blanco probablemente es la consecuencia de la alteración en la estructura física y botánica de los granos de arroz durante el proceso de refinado, en el cual se le retira casi todo el salvado y parte del germen", señala.

En el proceso de refinado del arroz también se pierde fibra, vitaminas, magnesio y otros minerales, lignanos, fitoestrógenos y ácido fítico, los que podrían actuar como factores protectores contra el riesgo de diabetes.

Los especialistas recomiendan promover el consumo de granos integrales para facilitar la prevención de la diabetes tipo 2.

(Con información de bbc.com) 

publicidad

publicidad

publicidad