publicidad

Otros

Medicamentos también causan adicción

Las drogas de uso médico que más adicciones pueden causar son los analgésicos y los tranquilizantes; así como otros de uso psiquiátrico.

  • 24/09/2012
  • 17:12 hrs.

Siempre que hablamos de adicciones viene a nuestra mente el alcohol, el tabaco, la marihuana y otras drogas ilegales como la cocaína, la heroína o incluso los solventes que se mal usan como inhalantes, sin embargo, es importante recordar que los medicamentos también son drogas, y por lo tanto susceptibles de causar adicciones.

 
En entrevista con SUMEDICO, el doctor Hugo Gonzáles Cantú (*), especialista en adicciones, indicó que las drogas de uso médico que más adicciones pueden causar son los analgésicos y los tranquilizantes, que son de venta libre, y otros medicamentos controlados como los de uso psiquiátrico.
 
Los más propensos a desarrollar una dependencia hacia estas sustancias, dijo, son los pacientes que por prescripción médica los usan, pero que por diversos motivos, no respetan la receta, y empiezan a consumirlos en dosis más elevadas.
 
“Como son medicamentos enfocados a calmar dolor, combatir depresión o calmar la ansiedad, el paciente siente bienestar al consumirlo, y es fácil que ingiera mayor cantidad, porque cree que los efectos serán mejores, pero no precisamente es así, por eso es que este tipo de medicamentos deben usarse bajo estricta vigilancia médica”, apuntó.
 
El especialista señaló que aún cuando estos fármacos tienen cierto potencial adictivo, no necesariamente se desarrolla en todos los pacientes, pero cuando alguien empieza a tener dependencia, el médico puede percatarse porque el usuario llega en repetidas ocasiones pidiendo otra receta porque la perdió, o dice que accidentalmente tiró el medicamento y que necesita más.
 
Otra forma de detectar a quienes se han vuelto dependientes, dijo González, es que llegan al consultorio, pidiendo la receta con determinado medicamento antes que el especialista le haya realizado un diagnóstico.
 
Y por parte de la familia, ellos pueden notar que una persona ha desarrollado dependencia porque empiezan a reaccionar con mayor lentitud, como si estuvieran sedados, se notan problemas con la coordinación motora, o con la marcha, y empiezan a tener mucha necesidad de conseguir medicamentos antes que se haya acabado el que ya compraron.
 
González señaló que es muy complicado que el mismo paciente note su adicción porque sólo se fija en las consecuencia positivas y de bienestar, pero al no respetar las dosis, empieza a requerir más para alcanzar lo que estaba sintiendo, sin embargo, no hay más mejoría, únicamente, se agravan los efectos colaterales.
 
Es fácil evitar las posibles adicciones si el especialista le da una buena información al paciente, y se enfoca particularmente en los riesgos en caso de no seguir la dosis recomendada, y advierte que es un medicamento potencialmente adictivo y que por ello es importante usarlo durante el menor tiempo posible.
 
Pero en caso que el paciente ya haya desarrollado la adicción, el médico psiquiatra tendrá que recetarle un tratamiento especializado, para tratar su enfermedad y paulatinamente irle retirando el medicamento al que desarrolló dependencia.
 
El experto señaló que cuando el fármaco al que se es adicto ya se está consumiendo en dosis muy altas, no debe retirarse de forma súbita o se desarrollará el síndrome de abstinencia, que es más peligroso que prolongar el tiempo de consumo con dosis cada vez más bajas.
 
En caso que sea la segunda vez que se le receta un mismo medicamento al paciente, los riesgos de adicción aumentan, en especial si ya hubo una dependencia previa.
 
Factores de riesgo y consecuencias
El especialista señaló que hay ciertos factores que facilitan el riesgo de dependencia a varios medicamentos como:
  • Alcoholismo
  • Tener menos de 18 años (comprobado en varias ocasiones por estudios epidemiológicos)
  • Incremento de la dosis sin autorización médica
Y en caso de no tratarse oportunamente, el experto refirió que las personas empezarán a presentar:
  • Problemas al interactuar con los demás
  • Cada vez más dificultades para suspenderlo
  • Acudir con varios médicos para conseguir más recetas
  • Dificultades económicas, por un mayor gasto tanto en los medicamentos como en los diversos médicos
  • El objetivo inicial del medicamento se pierde
  • En caso de ser aplicaciones inyectables, hay más riesgo de infecciones por usar jeringas usadas.
En caso de usar medicamentos como los que se usan para combatir el Mal de Parkinson, anabólicos u anfetaminas para bajar de peso, los efectos adictivos también son muy altos por ello recomendó a todos los pacientes que tengan que usar estos fármacos:
 
1. Platiquen del tema con los médicos
2. Estén conscientes del uso de estos medicamentos debe ser limitado.
3. Acudir al especialista si hay síntomas como convulsiones 
 
(*) Hugo González Cantú
Psiquiatra, especialista en adicciones
Coordinador de la clínica de trastornos adictivos del Instituto Nacional de Psiquiatría “Dr. Ramón de la Fuente”.
hugogzzz@imp.edu.mx

publicidad

publicidad

publicidad