publicidad

Otros

Mala conducta, marca diferencia en cerebro

Estudio halló que los niños que tienen problemas de conducta, no logran activar la zona cerebral de la compasión hacia los demás.

  • 03/05/2013
  • 15:19 hrs.

De acuerdo con un reciente estudio, los niños que tienen problemas de conducta, también tienen el trastorno antisocial, lo que propicia que su cerebro funcione de forma diferente cuando observan episodios de sufrimiento o dolor en otras personas.

Es por esta razón que estos niños pueden mostrarse crueles o agresivos con otras personas, porque no logran activar la zona de empatía en su cerebro, y es lo que se conoce  como insensibilidad.

Para conocer estos datos, los investigadores realizaron estudios con ayuda de imágenes de resonancias magnéticas, para  poder observar las áreas cerebrales que se activaban cuando los niños recibían diferentes estímulos.

Los resultados se relacionaron entre lo que ocurría en los niños sanos y los que tenían problemas de conducta.

Los niños con problemas de conducta mostraron unas respuestas reducidas al dolor de los demás, específicamente en regiones del cerebro que desempeñan un rol en la empatía. Entre los niños con problemas de conducta, los que eran poco sensibles, mostraron los niveles más bajos de activación en esas áreas del cerebro, según el estudio. El estudio aparece el 2 de mayo en la revista Current Biology.

Este patrón de actividad cerebral reducida en los niños con problemas de la conducta podría ser un factor de riesgo de la psicopatía en la edad adulta, señalaron Essi Viding, del Colegio Universitario de Londres, y colegas. La psicopatía incluye rasgos como la insensibilidad, la manipulación, la búsqueda de sensaciones y las conductas antisociales.

Sin embargo, los investigadores anotaron que no todos los niños con problemas de conducta son iguales, y algunos no continúan con la conducta antisocial a medida que maduran. (Medline)

publicidad

publicidad

publicidad