publicidad

Los riesgos de vivir con diabulimia en la diabetes
Otros

Los riesgos de vivir con diabulimia en la diabetes

Puede causar ceguera, daño en la retina, diálisis, amputación y pie diabético

  • SUSANA CARRASCO MERINO
  • 01/03/2019
  • 19:17 hrs.

La diabulimia es un término que combina la palabra diabetes y bulimia y se refiere a un padecimiento que suelen desarrollar algunas personas con diabetes tipo 1 cuando deciden por voluntad propia, tomar menos insulina de la que deberían con tal de evitar subir de peso.





Así fue el caso de Zohra Allana, una joven de 25 años que estuvo a punto de morir porque decidió reducir la dosis de insulina que debía administrarse por miedo a engordar.





Riesgos de vivir con diabulimia





Esta condición no está reconocida clínicamente por los
médicos, pero hay advertencias de que es una enfermedad cada vez más frecuente
y que tiene muchos peligros para quien la padece.





A Allana le diagnosticaron diabetes tipo 1 cuando tenía solo
19 años.





“Estaba en mi apartamento cerca de la universidad cuando me desplomé. Mis compañeros me llevaron al hospital más cercano y ahí fue cuando me dijeron que tenía diabetes tipo 1”, relata la joven a la BBC.





diabulimia




La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune e irreversible que requiere de un tratamiento constante con insulina.





Expertos en salud mental y en diabetes advierten que hasta un 40% de los pacientes con la enfermedad dejan de administrarse insulina en algún momento por el miedo a engordar.





“El primer año lo llevaba bien. Comer, inyectarme, ir a la universidad. Pero me di cuenta de que estaba aumentando de peso por culpa de la insulina, ahí empezaron los problemas”, explica Allana.





TAMBIÉN LEE: ¿Por qué el maíz azul es bueno para las personas con diabetes?





Al poco tiempo, la joven apenas se administraba insulina, lo
que causó estragos muy severos en su salud.





“No podía controlar mi vejiga, apenas podría caminar y
mantener el ritmo de mis amigos”, cuenta la joven.





Su apariencia cambió y lucia extremadamente enferma. Los
médicos le dijeron que estaba a punto de morir.









Poco después, la ingresaron a una unidad de trastornos alimenticios, donde fue diagnosticada con diabulimia.





“Estamos viendo cada vez más casos, pero como no ha habido la suficiente colaboración y poder de maniobra entre las clínicas de trastornos alimenticios y diabéticos, no hemos adquirido todavía los conocimientos suficientes para saber qué hacer con esta enfermedad”, indica la profesora Janet Treasure.





La joven Allana recibió tratamiento y volvió a inyectarse insulina, lo que de inmediato se reflejó en una mejoría.





“Una vez que empiezas a comer y a inyectarte, no tienes hambre. De hecho, hace mucho que no me siento llena”, indica.





¿Cómo reconocer la diabulimia?





El caso de Allana es muy afortunado, ya que existen cientos de casos en los que el paciente fallece debido a que la diabulimia es un padecimiento silencioso.





Al respecto, el profesor Jonathan Valabhji, Director Nacional Clínico de Obesidad y Diabetes en el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS), indica que hay una proporción muy grande de personas que la sufre de una manera menos obvia.





El peligro está en que la diabulimia puede causar ceguera,
daño en la retina, diálisis, amputación y pie diabético.





Los especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indican que al igual que la bulimia, este trastorno se presenta con mayor frecuencia en las mujeres.





diabulimia




Aunque tengan un peso saludable, esta enfermedad las hace
estar obsesionadas con la delgadez, poniendo en riesgo su salud.





Es importante estar al tanto de los cambios que pudiera
presentar una persona con diabetes tipo 1, como ir al baño inmediatamente
después de comer o presentar una apariencia demacrada.





También hay que estar al pendiente del uso de laxantes y
diuréticos.





La persona con diabulimia debe tomar un tratamiento que incluya medicamentos y terapia con especialistas en trastornos alimenticios.





SIGUE LEYENDO: ¿Cómo afecta el calor a las personas con diabetes?






publicidad

publicidad

publicidad